Recomendaciones para elaborar un sitio web

La elaboración de tu sitio web es una tarea bastante personal, casi un arte, y cada webmaster desarrollará su propio estilo, una firma intangible que, de manera inconsciente o consciente, está presente todas sus páginas. Existen en la red multitud de guías de estilo que ayudan a los principiantes, y no tan principiantes, a evitar errores comunes y a lograr páginas de calidad.

Por eso, es importante tener en cuenta una serie de factores para hacer buenos sitios web. Para ello, hay que plantearse las preguntas adecuadas antes de lanzarse alegremente sobre un editor y empezar a crear un magnífico sitio web.

Contenidos

Todos hemos visto alguna vez páginas horribles en cuanto a diseño y estructura, pero cuyo contenido nos ha sido lo bastante útil para detenernos en ellas. Con esto confirmamos que, el contenido de una página, es básico para que alguien la visite. No esperamos que, por publicar las fotos de la fiesta del viernes vayamos a atraer a millones de visitas. Cualquier página será visitada si su contenido es interesante. Así que, lo primero, es pensar qué tenemos que decir. A la mejor a mí me gusta coleccionar botellas vacías, pero ¿eso puede interesar a mucha gente? Sin embargo si he trabajado con Linux desde su nacimiento y lo conozco en profundidad, seguro que mi página con el tiempo llegará a tener una gran difusión… y puedo sacarle provecho, porque es un producto muy en alza.

Ahora, podrías usar esa plataforma para colocar tu página personal, en la que incluir, por ejemplo, tu currículum, algo que por si solo no atraería a demasiados visitantes.

Y en este punto es donde debemos detenernos un instante: ya que el visitante ha llegado a tu página, no dejes que se vaya para siempre. Haz que tu sitio sea un referente, por ejemplo con una página de enlaces a sitios que traten del mismo tema que la han traído hasta aquí. Para muchos visitantes, tu página sería una lista de favoritos. Debes serle útil al visitante.

Nunca coloques páginas vacías, una página en construcción suele ser bastante irritante. Ponte en el lugar del visitante, llega a tu sitio convencido de haber encontrado lo que buscaba y se encuentra con una página que aún no está diseñada. Lo normal es que no regrese.

Navegación

Si quieres que los visitantes recorran tu sitio y se queden con una buena impresión, facilítales la navegación, procura que lleguen a donde quieran en un par de clics. No le hagas volver a la página principal cada vez que quieran ir a una u otra sección. Esto lo puedes logar con una buena barra de navegación y un menú sencillo e intuitivo al que pueda acceder esté donde esté.

Un menú de navegación debe contener un enlace a la página principal y uno a cada sección o subsección del sitio. La barra la puedes construir mediante javascript, mediante un frame índice o colocando en todas las páginas el código HTML de esa barra. Tampoco está de más disponer de un enlace a una página con el mapa del sitio.

Lo ideal es ver como la gente se mueve por tus páginas, mira como se distribuyen las visitas por tu sitio y facilita el acceso a las menos visitadas. Si ves que aún así no aumentan las visitas, examínalas por que a lo mejor no interesan. En cuanto a las más visitadas, coloca sus enlaces de forma muy accesible porque son las que tienen más peso en tu web.

Y ten mucho cuidado con los enlaces rotos. Procura repararlos cuanto antes, o puedes proyectar una mala imagen.

Distribución de los contenidos en la página principal

Algunos sitios, como los destinados a noticias, necesitan introducir una gran cantidad de contenidos de todo tipo en su página de inicio. Esto requiere que haya una distribución ordenada de los principales contenidos, para que aparezcan en los lugares más destacados. Siguiendo con el ejemplo de una página de noticias, las principales deberían tener acceso desde un lugar cercano a la esquina superior izquierda.

En cambio, en los sitios cuya página principal necesita poco contenido, en los lugares relevantes, deberías colocar elementos que generen un impacto visual, de forma que el visitante se sienta atraído a buscar contenidos en páginas secundarias.

Contenido de los menús

Los menús principales, aquellos más visibles, deben estar destinados a mostrar las secciones más apetecibles para los visitantes que ingresan a la página por primera vez. Esto se debe a que, los usuarios habituales de un sitio, ya conocen en qué secciones pueden encontrar la información que buscan, mientras que los usuarios que ingresan por primera vez, deben ser orientados rápidamente a las diferentes secciones.

Estructura

La estructura de un conjunto de páginas web es muy importante: una buena estructura permitirá al lector visualizar todos los contenidos de manera fácil y clara, mientras que, un conjunto de páginas con mala estructura, producirá una sensación de estar perdido, no encontrará lo que busca y terminará por abandonar tu web.

Planifica la estructura antes de empezar. Antes de crear un conjunto de páginas web, has de tener una idea clara de cómo va a ser su estructura, es conveniente hacer algún esquema sencillo, para la mayoría de los casos una hoja de papel bastará, pero si el emplazamiento va a albergar un gran número de páginas es recomendable usar algún tipo de programa que permita manejar estructuras.

La estructura depende del contenido. No es lo mismo crear una estructura de navegación para un sitio que se parezca a un libro (cuya estructura estará formada por capítulos), que de un sitio donde se expone un tutorial o un tour. Unas veces se requerirá una estructura jerárquica y otras una estructura lineal.

Un sitio web no es tan solo la suma de todas sus páginas, es también el cómo se relacionan entre sí. Una serie de temas pueden tener una estructura secuencial: pensados para que las páginas sean vistas una tras otra, sin saltos. Por eso, no está de más un botón de página adelante y página atrás en cada tema, pero sin quitarle al usuario la posibilidad de saltar a un tema específico, en un momento dado.

Ten cuidado con las páginas excesivamente largas. Aunque el aumento de la velocidad en internet ha permitido superar con creces los recomendados 20 Kb por páginas, si un usuario tiene que desplazar el botón de scroll hasta el suelo es fácil que se vaya a un sitio más cómodo. Si lo que ve en la parte superior de la página no le atrae, es probable que no pulse en el scroll vertical, y si este es largo… Procura que en la primera parte de tu página haya información suficiente sobre el contenido de la web.

Procura dividir tu sitio en secciones o zonas con un número suficiente de páginas, no intentes meter una sección completa en una página. También hay que tener cuidado con las splash pages, (páginas de acceso que solo contienen un botón de entrar y una bonita imagen). Puede que en algún caso sea necesaria, pero quien llega a un sitio buscando una solución quiere ir al grano. En muchas ocasiones, estas pantallas de presentación se construyen con Flash y ralentizan la carga, en estos casos siempre se agradece el botón de saltar la presentación (skip intro).

Ejemplos de estructuras

Webmaker te ofrece diferentes estructuras para crear tu web con el estilo que prefieras. Este estilo, además de por tus preferencias y gustos, vendrá dado por el contenido de tu web. Estructurar la información de forma ordenada, favorecerá la lectura a los visitantes de tu web y mejorará su opinión de la página.

  • Tres columnas: es uno de los ejemplos básicos de diseño para una web. La columna de la izquierda puede utilizarse para incluir el menú, la central para publicar los contenidos y, la de la derecha, para añadir banners, información adicional, ofertas, o cualquier texto que quieras resaltar.

  • Dos columnas con menú horizontal: Otro de los ejemplos de estilo más habituales y prácticos que puedes encontrar es una estructura con dos columnas de texto y un menú horizontal. Si quieres tener tu menú en la cabecera de la página para resaltar las secciones de la web, esta es una buena opción. En la columna izquierda tienes el espacio necesario para redactar los contenidos y, en la de la derecha, puedes desarrollar el contenido en profundidad.

  • Dos columnas: Es una de las estructuras más extendidas en el diseño web. La columna de la izquierda se emplea para poner el menú y toda aquella información que queramos destacar mientras que, en la derecha, se amplían estos contenidos en profundidad.

Accesibilidad

No hagas demasiadas presunciones sobre los medios de acceso a tu página. Puedes creer que usarán un monitor en color, pero poco más. Así que procura que tus páginas puedan verse bien en cualquier navegador y con cualquier resolución. Puede que, para mejorar el acceso, algunos visitantes desactiven la presentación de gráficos, prevé esta situación colocando en todas tus imágenes el parámetro ALT.

No abuses de los plugins, muchos usuarios puede que anden con ordenadores limitados en recursos y no quieran esperar a la carga de un pesado applet en Java o una presentación en Flash, si puedes hacerlo con HTML y a lo sumo con Javascript, hazlo.

Diseño

Al principio decíamos que una página con un buen contenido era imprescindible para atraer visitas, pero no cabe duda de que estas visitas estarán más tiempo y regresarán si encuentran un lugar agradable a la vista. Algunos gráficos bien situados, sin abusar, junto a unos colores nada agresivos, pueden hacer que elijan tu página antes que la de tu competencia en la lista de enlaces de un buscador. Si usas una imagen de fondo, procura que no moleste la lectura y que no distraiga. Cuidado también con los colores de texto y de fondo, busca el máximo contraste.

Si tienes que destacar algo, puedes usar algún gráfico animado discreto, visualmente pesan mucho y distraen. Claro que, si estás diseñando una página infantil, estos elementos son fundamentales. Adáptate en cada momento al público al que te diriges.

Evita en lo posible los bordes en las tablas, una página muy fragmentada se ve mal. Si usas bordes, intenta que sean discretos y solo los imprescindibles.

En cuanto a los frames, si no tienes más remedio, úsalos pero recuerda que las pantallas de los monitores tienen una superficie limitada. Procura no colocarles bordes ni las barras de scroll.

Mantenimiento

Si has programado alguna vez, sabrás que el trabajo no termina cuando el programa está en marcha. Si no has programado nunca, basta con que te fijes en la versión actual de tu navegador y la versión del mismo del año pasado. Cualquier producto informático tiene un continuo proceso de mantenimiento: comprobar que todo funciona y mejorar todo lo mejorable. Comprobar por qué una sección no es demasiado visitada o actualizar la lista de enlaces son algunas de las tareas que el webmaster no puede olvidar.

En este sentido, una buena costumbre es colocar encuestas que permitan a tus visitantes opinar o calificar algunos aspectos de tu sitio. Así sentirá que cuenta para el autor de la web y te puede ayudar a ver errores en los que tú no habías caído.

Tampoco está de más mostar la fecha de la última modificación que hiciste a la página, así el usuario sabrá si la información de tu sitio es actual.

Deja alguna zona de tu portada para publicar las novedades que vayas incorporando a tu sitio o para publicar las secciones más interesantes, las que quieras difundir más, etc.