Elige el nombre de tu web

¿Por qué es importante el nombre de tu web?

El dominio es el nombre en Internet, la dirección que recuerdan los usuarios al teclear en su navegador o enviar un correo electrónico, así que su elección resulta determinante para el éxito de tu página web.

Elegir un nombre de dominio es el primer e imprescindible paso para poner en marcha un proyecto online, ya sea un blog personal, un site corporativo o una página de comercio electrónico.

¿Qué es un dominio? ¿Qué tipos de dominios hay?

El dominio es el nombre por el que se te conocerá en Internet. Hay numerosas extensiones de dominios diferentes, y cuyas finalidades varían.

Las más destacadas son:

  • .com, son los dominios más extendidos en el mundo. Sirven para cualquier tipo de página web, temática.
  •  .es, es la abreviatura de España e identifica tu página web o negocio con el país de origen
  • .net, principalmente indicado para infraestructura de red
  • .org, es la abreviatura de “organización” y sirve para este tipo de empresas, ONG, etc.
  •  .eu, está indicada para proyectos europeos y significa “Europa”.
  • En los últimos años, han surgido además centenares de nuevas extensiones dominios asociados a todo tipo de profesiones, lugares, actividades… .shop, .blog, .barcelona, .eus…

En cualquier caso, sea cual sea el origen de tu web, puedes utilizar cualquier tipo de extensión, la que más te guste, ya que el significado de cada una de ellas es solo orientativo y a nivel técnico no varían.
arsys gestiona más de 800.000 dominios en 100 países diferentes.

Cómo elegir un buen nombre para mi web

Cuando nos disponemos a desarrollar un proyecto web, una de las primeras decisiones que debemos tomar es elegir un nombre de dominio adecuado. El dominio es el nombre, la marca que identifica a un proyecto web o empresa en Internet.

No se puede elegir cualquier nombre de dominio. Antes, debemos hacernos una serie de preguntas, como ¿cuál es el objetivo de nuestra web? o ¿quién es nuestro público?

Ten en cuenta quién es el público objetivo de tu web. Con un público joven es posible utilizar palabras en inglés o expresiones de argot, mientras que para un público maduro puede ser conveniente un nombre serio. Si tu web se dirige al mercado internacional, es conveniente asegurarnos de que el nombre elegido no tiene un significado indeseable o malsonante en alguno de los idiomas más relevantes.

Utiliza cierta dosis de imaginación y creatividad. Quizá puedas hacer que la combinación del dominio y la extensión formen una palabra para crear dominios originales como original.es.

Tiene que ser fácil de recordar y pronunciar. De esta forma será más probable que se acuerden del nombre de tu web y accedan a visitarla.

Evita caracteres especiales como los guiones o los números, ya que puedan causar confusiones. ¿Se escribía doce o 12? Resulta aconsejable también evitar las abreviaturas o siglas poco conocidas, ya que siempre resulta más difícil de recordar.

El dominio no debe ser demasiado largo. Aunque, técnicamente, se pueden registrar dominios de hasta 64 caracteres, es recomendable que no tenga más de siete u ocho caracteres.

Debe identificarse fácilmente con la empresa, sus servicios y productos o bien con el contenido de la propia página web.

Los buscadores tienen en cuenta el nombre del dominio para situar una determinada página en las primeras páginas de sus resultados, además de otros factores. Es aconsejable que el nombre del dominio contenga el nombre del producto o servicio, u otras palabras clave.

Busca la extensión adecuada. Aunque los dominios .com son los más utilizados, las extensiones territoriales (.es para España o .pt para Portugal) resultan apropiadas para acotar el ámbito territorial de un negocio. En los buscadores, un dominio con una extensiones territorial suele aparecer en mejores posiciones.

Protege tu marca. Registra un mismo nombre de dominio en todas las extensiones que puedas (.com, .net, .org, .info, .biz, .es, .eu…) y redirígelas a la extensión principal.

Si el dominio que has elegido está ocupado (puede comprobarlo fácilmente en nuestra web) no te preocupes. Prueba alternativas:

  • Otras extensiones de dominio
  • Sinónimos (”vivienda” en vez de “casa”)
  • Combinaciones de la idea original con palabras relacionadas con la orientación de tu web: blog, tienda, foro.

Elegir un buen dominio es tan importante como tener una buena marca. Un nombre de dominio atractivo refuerza la imagen de una empresa en Internet y, por el contrario, un dominio poco acertado ofrece una visión negativa a los visitantes y potenciales clientes.

Una vez elegido el dominio para su proyecto en Internet, también es necesario seleccionar un proveedor de confianza. En arsys puedes encontrar un amplio abanico de soluciones de identidad digital, con las extensiones más utilizadas y servicios complementarios que garantizan la privacidad en el registro de tu dominio.

¿Y si el dominio está ocupado?

Si el dominio que deseas registrar ya se encuentra ocupado, puedes buscar otro nombre o extensión diferente. Por ejemplo, puedes emplear sinónimos (“pisos” en lugar de “casas”, “cafetería” en lugar de “bar”, etc.).
Otra opción es buscar una extensión diferente. Si el .com ya ha sido registrado por otra persona, puedes optar por la extensión .es, .eu, etc. si se encuentran libres para su contratación. Especialmente con los nuevos dominios tienes muchas nuevas opciones.

Cómo asociarlo a mi webmaker

Cuando nos disponemos a desarrollar un proyecto web, una de las primeras decisiones que debemos tomar es elegir un nombre de dominio adecuado. El dominio es el nombre, la marca que identifica a un proyecto web o empresa en Internet.

Una vez contratado tu dominio, puedes asociarlo desde el Panel de Control de webmaker, realizando allí la búsqueda y asociándolo desde el propio apartado.

 

Protege tu marca con webmaker

Es importante proteger el nombre de tu marca para que nadie se beneficie de tu trabajo. Imagínate que registras un dominio .com, este tiene éxito y otra persona quiere aprovecharse registrando el mismo nombre pero con la extensión .es

Esto podría causarte perjuicios, por lo que es importante que tengas varias extensiones de tu nombre de dominio (por lo menos las más importantes) para que no te las quiten.

Luego, puedes redireccionar tus dominios secundarios al principal para que, cuando alguien acceda a cualquiera de los dominios, sea llevado a tu página web.