2021 es el año de las pequeñas empresas en el Cloud

Si 2020 fue un año complicado, 2021 no va a quedarse atrás. La pandemia sigue su curso y ya estamos inmersos en una cuarta ola. Esto significa que todos los retos que se presentaron el año pasado, el año del confinamiento y del teletrabajo forzoso que, afortunadamente, dio lugar a estrategias de teletrabajo más maduradas se van a mantener este año. Incluso, puede haber nuevos retos.

Solemos hablar de cómo la Nube es una opción que permite a las empresas y organizaciones modernizar sus infraestructuras, controlar los costes y conseguir excelentes cotas de eficiencia y flexibilidad, capacidad de escala y mil y un beneficios más. Optar por el Cloud abre las puertas a ofrecer nuevos servicios o a introducir novedades en el modelo de negocio, como puede ser abrir un ecommerce para satisfacer una demanda cada vez mayor.

El Cloud también hace posible configurar puestos de trabajo virtuales para facilitar el teletrabajo real para todos los trabajadores. Solo por esta posibilidad, muchas empresas han salvado los muebles en 2020, y seguirán funcionando con casi total normalidad durante 2021.

El Cloud está transformando al pequeño comercio

No hablamos tan solo de que el Cloud transforme a las empresas en el sentido de modernizar sus infraestructuras, sino que también las modifica al cambiar el «terreno de juego». Según un informe de Emergent Research & Intuit, alrededor del 80% de las pequeñas empresas estadounidenses adoptarán el Cloud durante este año.

La propia naturaleza del Cloud computing implica que las tecnologías van cambiando a medida que las necesidades evolucionan. Es lógico que haya soluciones nuevas que son, en realidad, conceptos inspirados en soluciones ya existentes, solo que están perfeccionadas y ampliadas para satisfacer necesidades empresariales más específicas. En este sentido, estos son los principales modelos y aplicaciones que tienen un impacto positivo en el pequeño comercio:

  • Infraestructura como servicio (IaaS), una solución ideal para proporcionar escalabilidad y contener los costes.
  • Negocios «work from home» basados en la nube. Como ya comentamos, trabajar desde casa es más fácil para las pequeñas empresas gracias a las soluciones en la nube, que facilitan el acceso a las herramientas empresariales y eliminan la necesidad de contar con ubicaciones físicas. Eso beneficia a este pequeño comercio o a las pequeñas empresas en general porque pueden necesitar menos presupuesto.
  • Optimización de la ley de privacidad de datos de manera «nativa». La privacidad de los datos es más crítica que nunca, y existen leyes y reglamentos de privacidad de gran alcance y que implican severas sanciones si se incumplen, como el RGPD. El Cloud computing «viene listo» para proporcionar la infraestructura de procesamiento de datos que las empresas necesitan para cumplir con todos estos requisitos.

Las ventajas más evidentes que hacen que el Cloud ahorre dinero a las pequeñas empresas

La primera es que se puede «ahorrar» en personal. Esto hay que entenderlo bien, no significa que podamos prescindir de personal, sino que no es necesario contratar nuevo personal especialista para instalar y actualizar el software, gestionar los servicios y los servidores de archivos o encargarse de la estrategia de backup. A partir de una cuota mensual (basada, además, en el pago por uso) el mantener el servicio o la aplicación es responsabilidad del proveedor de la nube.

Por otro lado, ahorramos dinero en hardware, pero también en el espacio necesario para instalarlo y también, tendremos más espacio de almacenamiento, por ejemplo, para datos sensibles o cualquier otro uso que queramos darle. Es más, gracias a que la mayor parte de la carga computacional se realiza en la Nube, es posible contener los costes de los equipos de uso personal, como PCs, tablets y demás, si se da el paso de la virtualización del puesto de trabajo. Es decir, los requisitos de prestaciones de los equipos se relajan enormemente cuando se puede trabajar de esta manera.

Finalmente, el ahorro de tiempo es muy significativo, y ya sabemos que el tiempo suele ser dinero. Las aplicaciones en el Cloud se actualizan regularmente, por lo que no es necesario invertir tiempo y dinero en esas operaciones. Además, contamos con la ventaja de tener siempre acceso a las últimas características y funciones de una aplicación, o un servicio.

En Arsys nos preocupamos de acompañar a nuestros clientes en el proceso de Transformación Digital, ofreciendo no solo las herramientas adecuadas, sino un asesoramiento constante y el apoyo de un nutrido grupo de profesionales que dan servicio las 24 horas. ¡Dar el paso a la digitalización es muy sencillo con nosotros!

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora