La actualización de la ciberseguridad en las empresas, una prioridad inmediata

Inmersos como estamos en un año convulso y que ha puesto en valor la conveniencia de la digitalización en todo tipo de empresas, en todos los sectores, hay un aspecto crucial en todo esto que, lamentablemente, a veces se relega a un segundo o tercer plano. Hablamos de la ciberseguridad y de la necesidad que existe para actualizarla y poder hacer frente a los nuevos retos, cada vez más sofisticados.

La ciberseguridad debería ser, sin dudarlo, una prioridad principal en cualquier empresa, hay ocasiones en las que, o bien se deja en segundo plano, o bien se toman medidas que no son, ni de lejos, suficientes para luchar contra las amenazas actuales. Y es que la ciberseguridad no es algo que se resuelva con un firewall y un antivirus, sino que debemos atender a sus requerimientos desde todos los ángulos posibles, ya sea en nuestra infraestructura o en los productos, servicios o, en general, desarrollos que pongamos en marcha.

Por ese motivo, la prioridad absoluta de las empresas es actualizar lo antes posible todo lo relacionado con la ciberseguridad, sus protocolos, sus normas, el control de acceso y un sinfín de detalles más. La amenaza creciente en cuanto a ataques (sobre todo en cuanto a malware, phishing, y otros ataques que buscan, más que nada, hacerse con nuestros datos) implica ese esfuerzo extra para proteger nuestros activos más valiosos.

Algunos datos sobre digitalización y ciberseguridad en las empresas

El 2020 será un año difícil de olvidar, por mucho que desearíamos poder hacerlo, y nos ha planteado retos muy exigentes a todas las empresas. Todos, desde los proveedores de servicios Cloud hasta los profesionales autónomos, pasando por los empleados y trabajadores «de oficina», hemos tenido que adaptarnos a marchas forzadas a la situación planteada en marzo, la del confinamiento.

Durante este año se ha podido medir ciertos datos que nos dan una idea muy aproximada de los esfuerzos realizados, a la vez que nos indican lo que todavía falta por hacer. Por ejemplo, se sabe que el 73% de las empresas (hablamos de las de más de 500 empleados) aceleraron sus planes de migración a la nube para apoyar el cambio radical que supuso habilitar el trabajo a distancia por la pandemia. Además, el 81% de las empresas aceleraron sus procesos de modernización de IT debido a la misma causa, la pandemia. Esto significa que hubo que actualizar equipos, invertir en software y soluciones Cloud. Una modernización necesaria en muchas empresas y que había quedado relegada a un segundo plano, a la espera de un «buen momento» para hacerlo que nunca llegaba. Por otro lado, casi la mitad de las empresas han acelerado sus planes de migración a la nube. Esto, que es algo para celebrar, también implica que puedan haberse dado casos en los que dicha aceleración se haya puesto en marcha sin la debida planificación o preparación.

Es en ese punto en el que nos detenemos. En el punto en que algunas empresas han acelerado sin la debida preparación y, como consecuencia de ello, corren riesgos. Porque, sí, una gran mayoría de las empresas han transformado su enfoque de la ciberseguridad en los últimos meses, con un 83% de las empresas de gran tamaño liderando frente al resto de las organizaciones.

En cuanto a las pequeñas y medianas empresas, se están ajustando a marchas forzadas y mejorando su enfoque sobre la seguridad online. Es bueno saber que se está produciendo el cambio, porque cuanto más avanzada esté la digitalización, mayor cuidado se debe poner en cuanto a las políticas de seguridad en el Cloud.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora