Caso de uso VMware vSphere

VMware vSphere es la suite pionera de virtualización de VMware. En sus inicios, en 2009,  constituía una plataforma de virtualización de cómputo, pero hoy en día es el referente y corazón de VMware en virtualización de Centros de Datos y Cloud y es una pieza esencial en su estrategia de hiperconvergencia, Cloud Híbrida y Multicloud .

La virtualización permite una mejor utilización de los recursos IT empresariales y, por consiguiente, reduce considerablemente los costes empresariales, aumentando la eficiencia y la productividad. La filosofía “todo software” permite además una gestión, flexibilidad y escalabilidad que es difícil que se alcance con soluciones basadas en Hardware. La madurez y experiencia de años de la plataforma vSphere en el mercado, ofrece una absoluta tranquilidad a los usuarios para ejecutar aplicaciones de negocio críticas con total confianza y eficacia.

Dado que la virtualización es una de las tecnologías que ha habilitado los Servicios Cloud actuales, no es de sorprender que esta solución pueda ayudar a acelerar el cambio hacia el Cloud computing para los centros de datos existentes, además de ser capaz de gestionar servicios de cloud pública y privada. Es, por tanto, la base para un modelo de Cloud híbrida que es único en el sector por su amplia utilización y experiencia en los entornos IT tradicionales de los clientes, y su capacidad de implementación creciente en los proveedores de Nube Pública. Esta plataforma es compatible con más de 2.500 aplicaciones de más de 1.400 partners, lo cual significa que es una plataforma muy adecuada para casi cualquier aplicación en que podamos pensar.

Virtualización mediante vSphere

Los servidores basados en arquitecturas x86 tienen sus limitaciones, entre las que destaca que fueron diseñados para ejecutarse en un solo sistema operativo y con una aplicación cada vez. De esta manera, cualquier centro de datos necesita de varios servidores para funcionar y además, probablemente estarán infrautilizados.

La virtualización de servidores con VMware emplea software para emular hardware y, así, generar máquinas virtuales que ejecuten diferentes sistemas operativos y aplicaciones dentro de un mismo servidor físico. Es posible también ejecutar simultáneamente varias máquinas virtuales para una mayor eficiencia en todos los procesos. De este modo, mediante vSphere podemos optimizar el hardware de IT al retrasar el momento de expandir físicamente el centro de datos, con el enorme coste que eso conlleva. Además, no es necesario interrumpir las operaciones empresariales porque se pueden consolidar varias máquinas virtuales, en un solo servidor físico y, todo ello, sin que el rendimiento o la producción se resientan.

Con vSphere es posible reducir el coste y la complejidad de la continuidad del negocio, así como la recuperación ante desastres. Esto se consigue con las funciones de IT siempre disponibles y con la protección por capas contra interrupciones del servicio. También se reduce la sobrecarga operativa y se simplifica la gestión de entornos IT de desarrollo, certificación de la calidad y producción distribuidos.

Ventajas de VMware vSphere

Una de las principales y más importantes ventajas es la eficiencia, gracias a la utilización y a la automatización. Es posible conseguir índices de consolidación de 15:1, al menos, y mejorar la utilización del hardware hasta un 80% sin sacrificar el rendimiento.

Como ya comentamos, se produce una reducción drástica de los costes de IT al disminuir los gastos de propiedad en hasta un 70% y los costes operativos en un 30%. Esto resulta en costes de infraestructura entre un 20% y un 30% inferiores por cada aplicación ejecutada en el entorno vSphere.

Permite adaptarnos rápidamente a las necesidades empresariales, que están siempre en constante cambio. No existe peligro alguno para la seguridad ni para la capacidad de control que disponemos. Además, todas las aplicaciones de misión crítica tienen integradas y garantizadas la disponibilidad, la escalabilidad y el rendimiento.

Gracias a las soluciones de un amplio ecosistema mundial de los principales proveedores de tecnología asociados a VMware vSphere, podemos plantear una plataforma común basada en estándares y así sacar partido a los activos, inversiones y “know how” ya existentes de IT, y combinarlos con servicios IT de próxima generación y Nube Pública.

Algunos componentes y funciones de vSphere

Veremos unos pocos ejemplos de funciones y componentes de vSphere con el fin de entender los casos de uso en que se aplican.

  • vSphere vMotion: esta función permite la supervivencia y migración en caliente de máquinas virtuales entre servidores físicos, sin interrupción para los usuarios  ni pérdidas de servicio. Gracias a esta funcionalidad no es necesario programar tiempo de inactividad para el mantenimiento de servidores.
  • vSphere Storage vMotion: si lo que queremos es reubicar los discos de una máquina virtual encendida, utilizamos Storage vMotion. Es equivalente a vMotion para la migración en caliente de discos de máquinas virtuales sin interrupción alguna para el usuario, sin la necesidad de programar tiempo de inactividad para realizar el mantenimiento programado o las migraciones del almacenamiento.
  • vSphere Data Recovery: es una herramienta de copia de seguridad con GUI que permite hacer una copia de seguridad de las máquinas virtuales. Esta herramienta ofrece funciones de backup y recuperación sencillas y sin agentes de máquinas virtuales para entornos más pequeños.
  • VMware vSphere Replication: es una solución de replicación asíncrona basada en hipervisor para máquinas virtuales vSphere, integrada con VMware vCenter Server y el cliente web.