Correo electrónico cifrado con PGP

No es necesario mencionar el intensivo uso del correo electrónico y su importancia tanto a nivel personal como empresarial hoy en día. Sin embargo, en el momento del diseño de este servicio (como en el de tantos otros) no se pensó en todos y cada uno de los detalles necesarios para un funcionamiento correcto y seguro. Por ello, encontramos todo tipo de fraudes que se sirven del e-mail: suplantaciones de identidad, troyanos, ransomware, phishing… Ante la necesidad de realizar un uso más seguro de las comunicaciones por Internet nace PGP y el correo electrónico es uno de sus grandes beneficiados.

¿Qué es PGP?

PGP es un acrónimo de Pretty Good Privacy. Se trata de un software que permite proteger las comunicaciones por medio de un cifrado basado en claves y firmas digitales. Con ello garantizamos la veracidad del remitente, de la información y la de los documentos transferidos.

Además las comunicaciones se realizan con compresión, no solo para ahorrar transferencia, sino porque también aumenta la seguridad. Gracias a la compresión es muy complicado que se pueda descifrar el contenido por medio de criptoanálisis, ya que los patrones de las comunicaciones quedan totalmente ofuscados.

¿Qué obtengo gracias al cifrado PGP?

Un correo electrónico cifrado con PGP permite certificar el remitente de dicho correo y, además, comprobar su integridad, es decir, que no ha sido alterado el contenido del mensaje. Gracias al cifrado del correo, el cuerpo del mensaje solamente es accesible para su destinatario, así como para cualquier archivo enviado como adjunto.

El cifrado PGP, compatible con Arsys

La seguridad es una de nuestras grandes preocupaciones y prioridades y si quieres reforzar la privacidad de tus comunicaciones con este cifrado debes saber que nuestro servicio de correo electrónico es compatible con PGP y puedes hacer uso de sus funciones de cifrado en todos los dominios alojados en Arsys.

Para usar PGP con tu correo electrónico enviado a través de los servidores de Arsys, solo tienes que configurar tu cliente de correo electrónico preferido. El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha publicado una Guía para el uso de PGP que puede ayudarte a configurar este sistema de cifrado en Microsoft Outlook y Mozilla Thunderbird.