¿Qué es Data Governance?

Podemos definir Data Governance (o Gobierno de Datos) como la capacidad que tiene una organización de cuidar de la calidad de los datos que obtiene, de garantizar su adecuada protección y de gestionar el ciclo de vida de la información.

En un entorno data-driven, como lo es cada vez el de más empresas y organizaciones, asistimos a un aumento de datos que provienen de fuentes muy diversas y con distintos formatos. Además, está la necesidad de procesar los datos de forma adecuada y garantizar su calidad y su integridad, lo que añade dificultades considerables en las empresas.

El fin último de los datos es que sirvan para extraer valor de ellos y, de esta manera, poder sacar las conclusiones adecuadas y tomar las mejores decisiones en relación con el negocio. Sin un marco adecuado, esto es imposible. Aquí es donde entra el Gobierno de Datos, o Data Governance, y así es como se puede articular.

Data Governance, la clave para convertirse en una empresa basada en datos

Que una empresa se base en datos significa que ha emprendido la transformación digital y ha abrazado a los datos como una fuente inestimable de información sobre su actividad, sus clientes y sus relaciones. Plantear el ‘Data Governance’ implica que llegamos a ese punto de inflexión en el camino de la transformación y supone un cambio en la mentalidad general en la organización. De esta manera, los esfuerzos se enfocarán en trabajar sobre la información y tratarla de la mejor manera posible.

El objetivo del gobierno de datos está en maximizar el valor de los datos, alineándolos a la estrategia de la organización a través de la evaluación, la dirección y la monitorización:

  • Evaluación, para crear, reunir y alinear las reglas.
  • Dirección, para resolver problemas.
  • Monitorización, para verificar que se cumplen las reglas y se utilizan correctamente los datos.

Entremos más en detalle en qué consiste el gobierno de datos. Podemos decir que se trata de la gestión de la disponibilidad, integridad, usabilidad y seguridad de los datos utilizados en una empresa. Un programa de Data Governance dispone de un órgano de gobierno, procedimientos definidos y un plan de ejecución.

Los objetivos del Data Governance

Mantener un sistema estructurado ayuda a las organizaciones en todos sus departamentos, desde la gerencia (en la toma de decisiones) hasta cualquier empleado o personal externo colaborador. Si se establecen unas bases sólidas se pueden crear reglas que garanticen que las normas se cumplan, eliminando las ambigüedades y los problemas.

Los objetivos de un programa de Data Governance suelen ser:

    1. Aumentar el valor de los propios datos.
    2. Minimizar riesgos y permitir una mejor toma de decisiones.
    3. Reducir la fricción operativa.
    4. Proteger las necesidades del personal con interés en los datos.
    5. Capacitar a la dirección y al personal en general a adoptar enfoques comunes para problemas de datos.
    6. Estandarizar y garantizar la transparencia de los procesos.
    7. Reducir costes y aumentar la eficacia coordinando esfuerzos.

Como nos podemos imaginar, los objetivos particulares de cada empresa pueden variar. Esto dependerá del enfoque y la cultura de cada organización, pero, por lo general, podemos decir que los siete objetivos enumerados son bastante comunes. Lo más importante a la hora de plantear un programa ‘Data Governance’ es que se controlen las expectativas de acuerdo a los recursos disponibles.

Principios básicos de Data Governance

  • Integridad de los participantes al implicarse en discusiones, restricciones, opciones e impactos para decisiones relacionadas con los datos.
  • Transparencia acerca de cómo y cuándo las decisiones relacionadas con los datos se introdujeron en los procesos.
  • Cualquier decisión relacionada con los datos, procesos y controles debe estar correctamente documentada.
  • Definición de responsabilidades: Quién tiene autoridad y control en la organización para tomar las decisiones relacionadas con los datos, procesos y controles.
  • Se definirán las responsabilidades para actividades de gestión de datos.
  • Control y balance. Es decir, se definirán las responsabilidades como la introducción de controles y balances entre negocio y tecnología.
  • Se introducirá y dará soporte a la estandarización de datos de la empresa.
  • Gestión del cambio.