Modelos de negocio: las 10 claves del modelo de negocio de las plataformas SaaS


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • ¿Quieres lanzar un software, un juego o un servicio basado en una plataforma SaaS?
  • Seguridad, escalabilidad o integración son algunas de las claves del modelo de negocio basado en una plataforma SaaS. Te contamos todos los detalles.

La difusión y desarrollo de Internet ha logrado que las pequeñas empresas tengan acceso a herramientas como la nube de forma más sencilla y asequible para sus bolsillos.

El equilibrio que aporta Internet entre las empresas permite a los emprendedores que comienzan competir en (casi) igualdad de condiciones con empresas más consolidadas y de mayor tamaño. Una de las herramientas que utilizan los emprendedores para desarrollar sus negocios, en este contexto, son las plataformas SaaS.

¿Qué es SaaS?

SaaS (software as a service o software como servicio) supone utilizar una aplicación que no está en las instalaciones de la empresa, sino que se encuentra en la compañía que provee el servicio (nube).

La utilización de las plataformas SaaS se ha extendido en ámbitos como la comercialización de juegos o de software para la gestión de recursos humanos, correo electrónico o relación con los clientes.

10 claves de un negocio basado en una plataforma SaaS

Tienes una idea de negocio, quieres utilizar una plataforma SaaS y necesitas saber cuáles son las claves para que tu negocio prospere y crezca. Te proponemos 10 claves:

1. Elige el modelo que quieres utilizar

Puedes elegir que tu plataforma SaaS utilice un modelo gratuito, uno de pago o uno freemium que permite comercializar a la vez una versión gratuita del software o juego y una versión de pago con más funciones.

Las ventajas de contar con un modelo de pago son:

  • Los costes de captación y entrega del producto que supone un modelo freemium no van a ser tan altos ya que el usuario va a pagar por el producto.
  • Es una oportunidad ya que el modelo freemium tiene baja conversión.
  • Ofrece más funcionalidades que los modelos gratuitos. Hay que saber diferenciarse y ofrecer un valor añadido que el modelo gratuito o freemium no tengan.

2. Busca tu valor añadido

Los negocios basados en plataformas SaaS están cada vez más extendidos, por lo que es importante que aportes un valor añadido al juego o software que comercialices. Puedes destacarte aportando un curso de formación o un servicio al cliente que resuelva todas las dudas que se planteen a través de un chat online, por ejemplo.

3. Elabora el modelo de negocio en un Lean Canvas

Una vez que tengas claro el modelo que vas a utilizar y sepas cuál es el valor añadido de tu plataforma elabora una fotografía completa del negocio para conocer su viabilidad a través de Lean Canvas.

4. Testea tu negocio eligiendo las métricas adecuadas

Cuanto estén claras las bases de tu plataforma SaaS, deberás crear un producto mínimo viable, testearlo y medir los resultados.

En cuanto a la medición recuerda que no es lo mismo un negocio basado en SaaS que una tienda física a pie de calle. Por ese motivo, las métricas que utilices para saber si tu negocio se desarrolla correctamente deben adaptarse. Puedes utilizar las siguientes:

  • Ingresos medios que se obtienen de cada cliente en un plazo concreto.
  • Número de bajas de la plataforma SaaS que se producen en un periodo de tiempo determinado.
  • Coste de adquisición de cada nuevo cliente.
  • Ingresos medios por cada cliente.

5. Lanza una oferta de uso gratuito durante un tiempo

Para dar a conocer tu producto y captar los primeros clientes ten en cuenta que la utilización de un juego o de un software de forma gratuita por los clientes durante un tiempo determinado (un mes, por ejemplo), les ayudará a ver todas las funcionalidades y a conocer a fondo la aplicación, por lo que es una buena estrategia para la comercialización.

6. Integra tu plataforma con las aplicaciones de tus clientes

Para poder crecer y captar más clientes es necesario que tu plataforma SaaS se integre con otras aplicaciones complementarias que tengan tus clientes o futuros clientes. Por lo tanto, tu plataforma tendrá que ser flexible.

7. Si necesitas dinero, busca financiación

Por lo general, el precio que un usuario paga por una herramienta SaaS no suele ser alto, por lo que es necesario que sepas en qué momento y con qué volumen de clientes vas a generar beneficios. En el caso en que necesites financiación puedes utilizar tus propios ahorros o buscar a inversores interesados en tu proyecto con ayuda de una asesoría de emprendedores o una incubadora de empresas.

8. No olvides la seguridad en ningún momento

Tus clientes van a introducir datos confidenciales de su negocio o de sí mismos en tu plataforma SaaS, por lo que la garantía de la seguridad debe ser tu objetivo. En este sentido, deberás prestar una atención especial al certificado SSL, el hosting o la pasarela de pago, entre otros aspectos.

9. Apuesta por la escalabilidad futura

Un negocio emprendedor debe ser escalable y con las plataformas SaaS sucede lo mismo. Las funcionalidades de una plataforma SaaS se deben adaptar técnicamente al tamaño y forma de crecimiento que tenga cada cliente, y, además, debe ser posible que el negocio crezca con una inversión mínima.

10. Cambia y pivota siempre que sea necesario

El mercado se mueve, las necesidades de los clientes cambian constantemente y tu negocio tendrá que cambiar también. La subsistencia de tu empresa dependerá de lo rápido y lo efectivo que seas adaptándote a los cambios.

Para impulsar tu startup y validar tu negocio puedes recurrir a una asesoría de emprendedores o una lanzadera de empresas, donde obtendrás servicios como el mentoring o la ayuda en la búsqueda de inversores.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+