¿Cuánto vale mi empresa? ¿Y si es una startup?


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
  • Si buscas inversión o compradores para tu empresa debes tener claro cuánto vale.
  • Aprende en este post y vídeo qué criterios de valoración utilizar, qué tener en cuenta y cómo aplicarlos.


Algunos emprendedores crean una startup para venderla en el momento en que empiece a crecer y llevarse una buena cantidad de dinero a casa. En otros casos se presenta una oportunidad de forma inesperada para vender toda o parte de la empresa a un inversor y surge la duda de si es una buena opción o no.

En todos los supuestos, para poder negociar la operación tendrás que establecer cuánto vale tu negocio.

¿Qué criterios de valoración de mi startup puedo utilizar?

La valoración de tu startup puede basarse en dos tipos de criterios:

  • Objetivos. Se centran en valores como: la facturación, el número de clientes, gastos de la compañía o el crecimiento futuro, entre otros.
  • Subjetivos. Son aspectos como la originalidad de la idea o su potencial en el mercado.

La combinación de ambos criterios te ayudará a definir cuánto vale tu empresa, pero tendrás que determinar qué valores vas a utilizar.

“La valoración la tiene que poner el CEO de la empresa, pero la tiene que validar el mercado” David Bernabeu, Citibox.

 

Técnicas para valorar mi startup

La valoración de tu empresa dependerá del momento de maduración en el que se encuentre el negocio. No es lo mismo una startup en el momento del capital semilla, que una startup que está implantando su plan de escalabilidad.

Valoración en estado semilla

En esta etapa la valoración de tu startup es totalmente arte, apenas hay ciencia. El criterio de valoración más habitual es el business plan, es decir, se trata de dar por ciertas las estimaciones de crecimiento de tu startup contempladas en el business plan para establecer su valor. El problema principal es que el business plan inicial no se suele cumplir casi nunca. Además, podrán influir dos factores:

  • Tu reputación en el mercado. Si has tenido antes otros negocios y han funcionado, la valoración de tu empresa será mejor.
  • Sector en el que trabajas. Puede que vayas a desarrollar tu negocio en un sector con un gran potencial de crecimiento y eso favorezca a tu startup y a su valor en el mercado.

Valoración en estado de maduración

En esta etapa dejamos el arte de la valoración de lado y entramos a utilizar la ciencia y los datos más concretos. Los criterios que se suelen utilizar son los siguientes:

  • El histórico de ventas. Puede que no sea muy extenso porque el ciclo de vida de tu startup no es muy largo, pero servirá para ver la evolución.
  • El flujo de caja. Es la diferencia entre ingresos y gastos en un periodo determinado.
  • La similitud con compañías parecidas. Se trata de establecer el valor de tu startup en relación al valor de otras compañías de tu sector y con una actividad parecida.
  • La inversión. Consiste en calcular el valor de tu startup en base a lo que has invertido en ella y aplicar un factor relativo a la oportunidad del negocio para corregir el valor.

“No puedes trasladar valoraciones de un mercado a otro, ni de un sector a otro” Ernesto Cohnen, Ixigo.

 

En cualquier caso, la valoración dependerá del número de interesados que tengas por tu negocio y de lo que estén dispuestos a pagar. La negociación del valor será uno de los principales aspectos en la venta de tu empresa o en la entrada de nuevos inversores.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+