Escritorios virtuales y Office 365 hacen fácil el teletrabajo

En los últimos días el teletrabajo es un tema en boca de todos. De hecho, es una herramienta esencial para garantizar la normalidad en situaciones como la que vivimos en estos momentos debido al coronavirus, ya que impide la aglomeración de personas en recintos cerrados como las oficinas y permite trabajar a pleno rendimiento desde casa, reduciendo así las posibilidades de contagio.

Con la emergencia sanitaria ya declarada, el teletrabajo se vuelve una herramienta valiosísima para diversos fines, como, por ejemplo, mantener la productividad minimizando los contagios, además de ser un elemento que desde el primer momento ha favorecido la conciliación. En España se ofrece en el 27% de las empresas, aunque lo practica solo el 7,5% de los trabajadores. Estas cifras están por detrás de la media europea, con un 35% de empresas que ofrecen teletrabajo para entre un 10% y un 20% de los trabajadores.

Para llevar a cabo con éxito la implantación del teletrabajo es esencial disponer de soluciones tecnológicas avanzadas pero también de una cultura empresarial madura así como de una planificación y de políticas que ayuden a las empresas y a los empleados. En el peor de los casos, puede suceder que muchas empresas se vean forzadas a enviar a sus trabajadores y colaboradores a casa sin herramientas, sin canales de comunicación adecuados y sin organización al respecto. Es decir, que se enfrenten por primera vez a esta situación y nunca hayan puesto en práctica antes este modo de trabajo no presencial. Por tanto, los trabajadores carecerán de soportes adecuados y no tendrán experiencia para enfrentarse a esta nueva situación.

¿Qué se necesita para teletrabajar con garantías?

El teletrabajo será más fácil y eficaz si los trabajadores tienen una actitud proactiva y colaborativa, son capaces de motivarse a sí mismos y responsables, siendo mucho menos importantes sus habilidades informáticas.

1. La confianza en el trabajador es esencial. Los horarios fijos y establecidos, así como el «presencialismo» dejan de tener vigencia en escenarios de teletrabajo. El trabajo se debe medir en función de objetivos y resultados, y es el trabajador quien debe gestionar su tiempo y establecer sus horarios para cumplir con los objetivos y plazos.

2. Establecer pautas de trabajo para los trabajadores. Es verdad que el propio trabajador se organizará en remoto para llevar a cabo sus tareas, pero la persona responsable debe dejar muy claras las prioridades, de manera que el proyecto salga delante de la misma manera que saldría en el puesto de trabajo presencial.

3. Fomentar las relaciones entre compañeros es vital para una cultura del teletrabajo sana. Es verdad que, en casos de emergencia sanitaria, este punto es difícil de cumplir, pero en situaciones de normalidad es bueno organizar reuniones presenciales en las oficinas de la empresa. Así, las relaciones laborales y humanas con los colegas serán más cercanas, y se evitará el sentimiento de aislamiento típico del teletrabajador.

4. Fijar los canales de comunicación más adecuados. Es muy importante hacer el mejor uso posible de la tecnología y de sus capacidades para dar respuestas (y obtenerlas) en el menor tiempo posible.

5. Elegir las mejores herramientas y procurar que sean accesibles para todos. De ello dependerá la productividad del conjunto, por lo tanto, la elección de las mejores herramientas será esencial para que el teletrabajo no se quede en una simple anécdota, sino que sea una buena solución para la empresa.

Escritorios virtuales y Office 365, imprescindibles para trabajar en casa a pleno rendimiento

Para muchas empresas, disponer de un servicio de escritorios virtuales (DaaS) es sinónimo de éxito en escenarios de teletrabajo. Gracias a estas soluciones, los trabajadores pueden disponer de entornos seguros y aislados, con las máximas garantías de protección frente a ciberataques. Esta característica es muy importante porque, si se ejecutan bien, los escritorios virtuales pueden mejorar sustancialmente la seguridad de las empresas.

En Arsys ofrecemos una solución de Desktop Virtual a nuestros clientes que permite centralizar y entregar escritorios virtuales en forma de servicio a los usuarios, independientemente del lugar en el que estén. Así, es posible reducir el «Total Cost of Owership» y mejorar la seguridad de los datos.

Si necesitas trasladar la oficina a casa, Arsys te ofrece ahora Microsoft Office 365 durante 30 días gratis. Una solución que permiten trabajar con las aplicaciones Office tradicionales (Word, Outlook, Excel, Power Point y OneNote) y ofrece múltiples instalaciones, tanto en ordenadores (PC o Mac) como en tabletas o smartphones. Incluye almacenamiento en la nube de hasta 1 TB por usuario, videoconferencias HD con Microsoft Teams y 50GB de correo Exchange por buzón. Gracias a estos servicios, y junto a los escritorios virtuales, podremos seguir trabajando allá donde estemos, compartiendo archivos y asistiendo a reuniones a través de videoconferencia.