Qué es Hybrid Cloud Management y cómo va a evolucionar

Hybrid Cloud Management (HCM) es, básicamente, el proceso de control de diferentes las implementaciones de infraestructura de Nube que emplea una organización. Estos mecanismos y procesos se pueden implementar a través de un software de terceros, o bien puede formar parte del servicio completo de un proveedor que integre las diferentes infraestructuras en una única plataforma de administración.

De esta manera, los administradores pueden ver y controlar todos los activos de la Nube Privada y Pública a través de una única interfaz de usuario. Al igual que el concepto de Nube Híbrida puede variar dependiendo de la fuente a la que nos refiramos, el HCM puede referirse, a veces a la gestión de MultiCloud. Es decir, se trataría de un software dedicado que integra la infraestructura de diferentes proveedores de servicios de Nube en una única plataforma.

Existen proveedores de este software que ofrecen funcionalidades comunes tanto para Nube Híbrida como para MultiCloud. Sin embargo, debido a la heterogeneidad tanto de proveedores como de servicios que implica un entorno MultiCloud, la complejidad del software de gestión puede ser muy superior a lo que se necesita en entornos de Nube Híbrida.

¿Por qué optar por la Nube Híbrida?

En muchos casos, optar por una solución basada exclusivamente en la Nube Pública o en la Nube Privada no es la mejor opción. Las razones son múltiples, pero podemos destacar, sin duda, aquellos casos en los que haya que lidiar con datos confidenciales o sensibles y que también requieran elasticidad de la plataforma. En esos casos, la solución de Nube Privada se impone para llevar la gestión de los datos, mientras que otros tipos de servicios pueden estar alojados en la Nube Pública.

De esta manera, se puede pensar en combinar lo mejor de ambas soluciones en una Nube Híbrida, para lo cual es necesario implementar procesos de administración centralizados que permitan la interacción de las diferentes plataformas.

¿Cuál es el futuro del HCM?

Cuando hablamos acerca de los retos del MultiCloud, mencionamos que se hace obligatorio gestionar muy bien la integración para no tener problemas, puesto que trae consigo un aumento considerable de la complejidad. Esto no es así en un entorno de Nube Híbrida o, al menos, no lo es tanto, pero la cuestión es mirar hacia el futuro. Hoy, las soluciones MultiCloud son todavía complicadas de asumir para muchas empresas; en unos años serán la Nube del futuro.

Proyectos como DECIDE están definiendo el Cloud del futuro, y su objeto es facilitar las herramientas y procesos que permitan diseñar, desarrollar y desplegar las aplicaciones sobre estos entornos MultiCloud, y hacerlo todo más fácilmente.

El futuro de la Gestión de la Nube Híbrida se enfrenta a un buen número de desafíos, entre los que destacan, entre otros:

  • La falta de un estándar. Cada oferta de HCM ofrece un conjunto diferente de características y funciones. Esto hace que la selección de proveedores, la implementación y el soporte de los HCM sean más complejos de lo que se requiere en la actualidad. Será importante para la industria trabajar en conjunto para encontrar las mejores soluciones.
  • La variedad de Proveedores de Servicios Cloud. Esto implica que hay una complejidad inherente a la variedad de proveedores, algo que hace todavía más necesario encontrar ese estándar.
  • Los desarrolladores independientes. En algunos casos, las empresas desarrollan sus propias soluciones a medida para resolver la gestión de la Nube Híbrida. Esto no es algo excesivamente preocupante salvo porque se ralentiza el proceso de encontrar metodologías estándar, así como la adopción de los HCM.

Para muchas empresas, una solución de Nube Híbrida cubre completamente sus necesidades. En estos casos en los que confiar en un proveedor cualificado y con garantías es clave para tener la infraestructura bajo control en un solo panel.