El impacto de la transformación digital en las redes empresariales

Cada vez son más las empresas inmersas en procesos de digitalización. Todas ellas se beneficiarán de las ventajas que conlleva este proceso, pero también todas ellas pasarán por las mismas dificultades y retos. En este artículo hablaremos especialmente del impacto que tiene la transformación digital en las redes empresariales.

Los dispositivos móviles, los puntos finales de IoT y la computación en la nube han creado nuevos y numerosos puntos de entrada en la red y los han desplazado al «Edge», lo que crea problemas o riesgos de seguridad. Mientras que las redes legacy tenían un único punto de entrada y salida (bastaba con colocar un firewall y escanear todo el tráfico de entrada/salida), ahora la seguridad debe pasar a la propia red.

Por otro lado, la conectividad típica ahora es Wi-Fi de alta velocidad, y más con la llegada de Wi-Fi 6 (algo que ya comentamos cuando hablamos del impacto del Edge Computing en las redes empresariales), que proporcionará velocidades similares a las que se pueden conseguir a través de la fibra óptica. Si a esto añadimos que muchos dispositivos de IoT son inalámbricos, vemos cómo este punto es decisivo también y cuenta con cierto impacto en las redes.

A continuación, veremos algunas maneras de lidiar con estos cambios.

Automatización

La automatización elimina una carga de trabajo importante que consume mucho tiempo. Esto permite a los ingenieros de redes centrarse en iniciativas más estratégicas y dejar atrás los procesos manuales de cualquier índole. La automatización de tareas repetitivas involucradas en el funcionamiento de una red es básica para ir hacia una red basada en la intención donde la red responde automáticamente a las solicitudes de los administradores.

Es importante aproximarse a la automatización comenzando por todas aquellas tareas que consumen más tiempo a los equipos humanos. Una vez ganado ese tiempo, se pueden ir añadiendo otras tareas menos críticas (en tiempo).

Mejorar la agilidad de la red implementando SDN

Cualquier cambio en la red debe propagarse prácticamente en tiempo real, debido a las altas exigencias empresariales actuales. No todas las empresas necesitan de estos requisitos tan exigentes de tiempo, pero sí es verdad que cuanto más rápido se propaguen, y cuanto más coordinados estén con los cambios necesarios en las aplicaciones, menor impacto tendrán en el negocio.

Una manera de incrementar la agilidad es recurrir a las redes definidas por software, o SDN (Software Defined Network). Con un modelo SDN, el plano de control se separa del plano de datos, centralizando el control para que los ingenieros de red puedan definir un cambio y enviarlo a toda la red al mismo tiempo.

Seguridad intrínseca

La seguridad siempre es algo complejo y crítico en cualquier organización y con cualquier tipo de red. La transformación digital nos trae nuevos riesgos y amenazas debido a la inteligencia de los dispositivos del borde de la red, pero, a la vez, esa inteligencia es nuestra mejor aliada.

Por seguridad intrínseca se entiende un concepto de seguridad ligada estrechamente a la propia red y no como una capa superpuesta. La red en sí misma actúa como una plataforma de seguridad que incorpora un amplio ecosistema de herramientas que realizan comprobaciones de cumplimiento, detección de amenazas y mitigación. Son herramientas integradas y automatizadas.

Este tipo de seguridad protege las redes desde el momento en que se incorpora un nuevo dispositivo hasta que finaliza su sesión.