¿Qué busca un usuario cuando accede a Internet desde el móvil?

Durante los últimos años, el smartphone se ha consolidado a ritmo acelerado como el dispositivo de acceso a Internet más utilizado en España.  Si en 2014, ordenadores y móviles todavía estaban prácticamente a la par, el año pasado el smartphone se desmarcó rotundamente y era utilizado por un 88,3%  de los usuarios frente al 78,2% del ordenador. Este 2016, la tendencia se confirma. El 94% de los usuarios utiliza el teléfono móvil para conectarse a Internet, según la AIMC. Sin embargo, el ordenador de sobremesa continúa siendo el equipo que los internautas consideran más importante a la hora de acceder a la Red.

Esto nos ha llevado a preguntarnos: ¿por qué el ordenador sigue siendo el primero en importancia para el usuario?, ¿qué busca un usuario cuando accede a Internet desde el móvil? Más allá del punto de vista del desarrollador web, que hemos abordado en los numerosos artículos que hemos publicado sobre diseño responsive, ahora nos centraremos en el usuario y en sus expectativas.

El patrón de comportamiento de los usuarios que se conectan a Internet en sus dispositivos móviles es totalmente distinto al de los usuarios que están utilizando un ordenador (ya sea de sobremesa o portátil), así que lo que lo más importante es ofrecer  una experiencia de navegación optimizada, adaptada a lo que busca en su smartphone:

  • Utilidad. Cuando nos conectamos a Internet en un dispositivo en movilidad suele ser con la intención de obtener algo concreto, una información puntual, una dirección concreta, o para comunicarnos con nuestros amigos y seguidores.  No para perder el tiempo y sencillamente “navegar”,  así que… ¡Nada de ofrecer información superflua! ¡Hay que ser lo más concreto posible!
    Uno de los mejores ejemplos es el uso del correo electrónico. En escritorio, los usuarios solemos activar la previsualización de contenido y contamos con mayor tamaño de pantalla para ver los mensajes. En móvil, sin embargo,  los elementos clave son el asunto y el remitente, que en muchas ocasiones permiten al usuario discriminar los mensajes en menos de un segundo y sin entrar en el contenido.
  • Multitarea. Por lo general, cuando estamos trabajando con un ordenador de escritorio, estamos totalmente concentrados en nuestra pantalla, sentados cómodamente en una silla y una mesa. Por el contrario, cuando estamos con el móvil podemos estar haciendo mil cosas diferentes, desde tomar un café, hasta entretenernos mientras duran los anuncios de televisión. De hecho, algunos estudios han confirmado que prácticamente nueve de cada diez usuarios se conecta habitualmente a Internet mientras está viendo la televisión. ¡Sólo este dato ya refleja la necesidad de construir webs para móviles desde otra perspectiva diferente!
  • Rapidez. El usuario que se conecta a la red desde su móvil necesita una respuesta rápida y, al construir un sitio para móviles, tenemos que ser conscientes de ello. El usuario tiene que encontrar lo que busca sin perder tiempo: ni su pantalla o su teclado resultan tan cómodas como en un ordenador de sobremesa, ni las redes móviles son tan fluidas (por no hablar de los límites de datos). ¡Así que nada de hacer perder el tiempo a los usuarios! Uno de los mejores ejemplos son los formularios, que en dispositivos móviles deben exprimir al máximo su usabilidad.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *