10 recomendaciones para mejorar nuestra página web móvil (más allá del diseño responsive)

MobilewebHoy en día,  cuando los smartphones se utilizan para navegar por Internet más que los propios ordenadores de sobremesa, todas las páginas web deberían estar desarrolladas para navegar por cualquier dispositivo móvil.  No se trata exclusivamente de contemplar un diseño responsive, que permita que  los elementos de la página web se adapten a la pantalla que se esté visualizando, ocultando y cambiando de forma cada uno de los objetos que conforman su estructura.

Hay muchos más factores que acercan una página web para móviles al éxito. Y no basta sólo con que nuestra página web “se vea” bien  en un modelo concreto de smartphone o en todos. Estos son los 10 principales consejos que debemos tener en cuenta a la hora de desarrollar una página web móvil.

 1 Rapidez: una página web móvil tiene que cargar rápido. Por más que se amplíe la velocidad de descarga del 3G o del 4G, la realidad es que los usuarios que consultan las páginas web desde su móvil son más impacientes que los que lo hacen desde su ordenador.

Por este motivo, una solución responsive puede no ser siempre, en sí misma, la mejor opción a la hora de abordar un desarrollo móvil. Si disponemos de una versión de escritorio con mucha información, gráficos pesados, elementos multimedia, etc., debemos pensar en un desarrollo específico para estos dispositivos y definir exactamente  la información que queremos transmitir a éstos usuarios y cómo representarla. Con soluciones como Mobileweb resulta muy fácil crear una versión exclusiva para dispositivos móviles.

2 Diseño: claro y limpio. Teniendo en cuenta el tamaño de las pantallas, no podemos olvidar hacer un esfuerzo extra en  facilitar la navegación y usabilidad del usuario, con textos y acciones claras. Por encima de criterios estéticos, lo que mejor funciona es un diseño sin complicaciones y adecuado a lo que el usuario espera de nosotros.

Si desarrollamos una versión específica para móviles, deberemos definir un árbol de navegación que se parezca lo más posible a la versión de escritorio. ¿El motivo? Más que evidente  en esta Internet social y multidispositivo en la que convivimos: si compartimos una URL,el usuario accederá desde el dispositivo que tenga a su alcance en ese momento, ya sea móvil o de sobremesa.Y si el árbol de navegación no se corresponde, le aparecerá un error 404 o una página que no es exactamente la que el usuario quiere ver. En el caso del SEO es algo más complejo, ya que además, no debemos caer en el error del contenido duplicado.

3 Crear elementos que faciliten la navegación. Todos los elementos deben facilitar la usabilidad de la página web y estar creados para tener en cuenta  la navegación móvil: funciones de búsqueda adaptadas, botones, enlaces y  menús adecuados al dispositivo.

Relacionado con los puntos anteriores,  cuando creamos cualquier elemento para nuestra web móvil, debemos pensar en combinar usabilidad, diseño y rapidez de descarga. También debemos ser conscientes de no abusar del javascript, ya que no todos los dispositivos se comportan con la misma fluidez dependiendo del efecto y esto puede entorpecer la navegación.

4 Multidispositivo. Es un error realizar un desarrollo pensando sólo en una resolución de móvil o en un  fabricante concreto. Hoy en día, resulta muy fácil que un sistema pase del uso mayoritario al uso residual en cuestión de meses, así que, si nos dejamos llevar por las tendencias del momento, es más que probable que en unos meses tengamos que rehacer por completo nuestro site, con los costes que esto supone. Ante esta realidad, lo mejor es trabajar la fluidez de nuestra página web móvil, con elementos que se distribuyen por la pantalla de manera uniforme y más allá de un modelo u otro de smartphone.

Para comprobar esa fluidez en todos los dispositivos, no hace falta comprarse todos los teléfonos del mercado. Hay páginas web que permiten comprobar la visualización en distintos dispositivos, como www.responsinator.com.

Existen extensiones para navegadores que desempeñan la función de comprobar la visualización en diferentes resoluciones móviles, como Responsive Web Design Tesrter de Google Chrome.

5 Compatibilidad con todos los navegadores. Al igual que tenemos que comprobar que nuestro desarrollo funciona correctamente en distintos dispositivos, debemos hacer lo mismo utilizando diferentes navegadores, tanto móviles como de escritorio. Entre los navegadores web más populares dentro de los dispositivos móviles, nos encontramos:

  • Safari. Navegador por defecto en los dispositivos móviles de Apple.
  • Google Chrome. Navegador muy extendido en los dispositivos móviles basados en Android
  • Firefox. Uno de los navegadores más populares de escritorio y que cuenta con una versión móvil.
  • Dolphin Browser. Uno de los navegadores más rápidos y fiables para móviles.
  • Opera. Otro navegador estándar de escritorio que cuenta con versión móvil
  • Además, hay que tener en cuenta que muchos fabricantes han dotado a sus dispositivos con navegadores de desarrollo propio.

6 Utilizar enlaces adecuados. Existe código HTML para crear enlaces directos para llamar por teléfono, enviar un SMS o un email. De esto modo, las principales acciones que espera el usuario cuando ve nuestra página web móvil  (contactar con nosotros), se realizan de la forma más fácil e inmediata. Por ejemplo:

<a href=”tel:902115530”>¡Llámanos ya!</a> Para llamar por teléfono a un número concreto.
<a href=”sms:902115530”>Contacta por SMS</a> Para enviar un SMS o mensaje corto.
<a href=”mailto:info@arsys.es”>¡Envíanos un email!</a> Para enviar un correo electrónico.

7 Integración con redes sociales. Como ya hemos visto, las botoneras sociales son imprescindibles hoy en día en cualquier página web. Cuando un usuario accede desde el móvil, la inmediatez de estos dispositivos invita más aún a compartir la información que cuando lo hacemos desde un equipo de sobremesa. Esto supone una oportunidad que no debemos desaprovechar si queremos que nuestro contenido llegue a más audiencia.

8 Posicionamiento SEO. Si desarrollamos una web responsive debemos seguir las pautas habituales de SEO, pero en el caso de disponer de una web específica con el mismo contenido, deberemos bloquear a los buscadores para que no indexen su contenido. En el caso de que se indexe, es más que recomendable indicar en  el head de la página la etiqueta canonical para señalar que el contenido original se encuentra en la web de escritorio.

<link href="http://www.arsys.es" rel="canonical" />

9 Dominio. Aunque el dominio que elijamos no es determinante para el éxito de nuestra página web móvil, es recomendable contar con una URL diferenciada para que el usuario sea consciente de que está navegando por una adaptación del contenido si nuestra página web no es 100% responsive (las páginas responsive no necesitan redirecciones).

Podemos optar por un dominio propio con la extensión .mobi, creada en 2005 para facilitar el acceso a información con los protocolos WAPWML, o alojar la web móvil en un subdominio, como http://m.indicatudominio.com.

10 Contenido.  El  teléfono móvil es ya el dispositivo más utilizado a la hora de acceder a la Red.  Ante esta realidad, al elaborar contenido para Internet debemos pensar en que van a ser leídos y visualizados en estos dispositivos. Y también tenemos que ser conscientes de que no es lo mismo leer en el móvil que en una tablet o en ordenador. Por tanto, la forma de presentar el contenido, ampliar la información, introducir elementos multimedia (vídeos, imágenes, documentos, interactivos…) debe ser abordada desde una perspectiva global, pero teniendo en cuenta que el smartphone es, hoy por hoy, el dispositivo más utilizado.

Por ese mismo motivo, resulta casi obligado conceder una mayor importancia en nuestra web móvil a elementos que más valoran los usuarios móviles, como la ubicación de nuestro negocio o las formas de contacto. En una web de escritorio, los clásicos  botones de ¿Dónde encontrarnos? o Contacta con nosotros pueden estar en un segundo nivel de navegación. En una web para móviles, el lugar de estos elementos es determinante.

Compartir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+