Que inventen ellos… y que nos lo cuenten en Internet

Emilio González, fundador del portal científico Astroseti.org, analiza la importancia de Internet para la divulgación del conocimiento y su papel como herramienta de colaboración al servicio de investigadores y científicos.

El trabajo principal de un científico es investigar, y su éxito se mide habitualmente por la publicación de artículos en publicaciones especializadas, artículos que por lo general no resultan – ni tienen que resultar – comprensibles para el común de los mortales.

Afortunadamente, siempre han existido científicos que, más allá de su faceta profesional, han creído en la importancia de divulgar su conocimiento para que el gran público entienda en qué consiste su trabajo. Con este espíritu, contribuyen al avance  del conocimiento general, nos invitan a la reflexión, despiertan vocaciones y motivan a la siguiente generación de científicos a continuar su trabajo.

La serie Cosmos, de Carl Sagan, por ejemplo, fue un gran fenómeno de divulgación científica. Gracias a la televisión, se abrió una nueva forma de mostrar al público que la ciencia no es algo aburrido y elitista, sino algo interesante y presente en nuestro día a día.

En plena guerra fría, dos potencias invirtieron en una carrera sin límite presupuestario por llegar a la Luna por un “pique ideológico”. Hoy, grandes proyectos científicos como la misma exploración espacial o el estudio del genoma y también proyectos privados que dependen de subvenciones públicas o de patrocinios, nos demuestran la necesidad de que el gran público sea consciente de hacia dónde se dirigen los fondos de investigación. Un proyecto sobre cuya importancia exista conciencia social encontrará  financiación más fácilmente.

En Astroseti.org somos muy conscientes de la importancia que tiene para el futuro de la ciencia, en nuestro campo, el de la astronomía, la astrofísica y la astronaútica, la labor divulgativa porque estamos convencidos de que el lapidario Que inventen ellos, de Unamuno, ya es historia, y lo es en buena parte, gracias a Internet. La Red nos brinda posibilidades infinitas de colaboración. Nuestras más de tres millones de visitas anuales así lo demuestran. Con Internet, un trabajo puede actualizarse constantemente y ser referenciado por otros investigadores, publicaciones, foros, etc.

Internet permite al investigador publicar por su cuenta o en equipo, con colaboradores próximos o distantes geográficamente, y permite que a través de la Red su trabajo sea traducido, aumentando su alcance.

No todo es de color dorado en la Red, y la misma facilidad que tiene un científico de divulgar su trabajo la tienen charlatanes y amantes de las “pseudociencias”. Lo importante es que los esfuerzos en divulgación sirvan para que los usuarios tengan acceso a la información y sepan extraer sus propias conclusiones y, a mayor conocimiento de la sociedad, se produzcan más avances en el futuro.

Que inventen ellos… o quien quiera y que  nos lo cuenten en Internet, porque esa es la forma para que todos lo conozcamos y para que todos sigamos inventando, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Emilio González, fundador del portal científico Astroseti.org

Fundado en 2002, Astroseti.org es un proyecto colaborativo de divulgación científica, especializado en astronomía, astrofísica y astronaútica. Es una de las páginas web de temática científica más visitada en castellano y publica contenidos procedentes de las más prestigiosas instituciones relacionadas con el espacio (NASA, The Planetary Society, Instituto SETI). Astroseti.org está alojado en un Servidor Dedicado de arsys.es.