Qué servidor elegir para nuestro proyecto

En este artículo veremos las principales modalidades de servidores que existen para alojar nuestra Web, las ventajas y los inconvenientes de cada una e intentaremos despejar la duda sobre qué servidor elegir para nuestro proyecto.

Tipos de servidor

Servidor compartido

En un hosting o servidor compartido hay instalado un sistema operativo (Windows Server, Linux, etc.), un servidor Web (Apache, ISS, Ngnix, etc.) con su lenguaje (PHP, .NET, etc.) y sus BBDD (MySQL, SQL Server, etc.). Todos los dominios que están en ese servidor comparten la misma instalación de software y recursos de la máquina.

Esto está muy bien, pero nos produce una configuración poco ajustable, ya que cualquier cambio importante que queramos realizar, afectaría a otros usuarios alojados en ese mismo hosting. Además, disponemos de pocas herramientas para desplegar el sitio Web y puede darse el caso de que si uno de los alojados tiene un problema acabe repercutiendo en otros, aunque todo esto, desde Arsys, se intenta minimizar al máximo.

Elegiríamos un servidor de hosting compartido para pequeños proyectos: un blog, una página estática, un proyecto con una programación elemental o una Web que no vaya a tener mucho tráfico. Además, contamos con la ventaja de que todo está instalado, no tenemos que preocuparnos por tareas de administración y no hacen falta conocimientos avanzados para su gestión.

Servidores propios o dedicados

Si tenemos necesidades mayores, es fundamental que contemos con servidores propios y que seamos capaces de personalizar:

  • Instalar cualquier lenguaje, bases de datos y software
  • Ajustar las configuraciones de Apache/Nginx o los lenguajes
  • Realizar operaciones de despliegue e integración continuos
  • Controlar los entornos y que además sean independientes de otros

Deberíamos de elegir un servidor dedicado si nuestro proyecto requiere de este tipo de configuraciones y queremos controlar todo lo que suceda en él. La desventaja de esto es que la administración corre por nuestra cuenta y necesitamos tener conocimientos avanzados para realizar estas tareas. Es decir, seremos nosotros los encargados de gestionar labores de seguridad, actualizaciones, copias, dominios, etc.

Modalidades de servidores

Servidores VPS

Los Servidores VPS (Virtual Private Server) son máquinas creadas sobre un sistema host por medio de tecnología de virtualización. Es como “trocear” un servidor en multitud de máquinas virtuales haciendo que funcionen de manera independiente. Cada máquina dispone de su propio sistema operativo y el cliente tiene acceso a ella (root) en la que es capaz de instalar cualquier sistema, base de datos, programa, lenguaje, o librería. Son máquinas que funcionan de manera aislada y se pueden reiniciar de forma independiente.

Pros:

  • Todas las posibilidades de personalización
  • Precios muy económicos
  • Recursos generosos en relación al precio
  • Podemos pasar a un modelo superior o inferior (menos almacenamiento en disco)

Contras:

  • Dependen de una máquina física
  • Herramientas de gestión limitadas

Podéis leer más sobre sus características aquí.

Servidores Cloud

Los Servidores Cloud funcionan mediante virtualización, sin embargo, no están virtualizados encima de un ordenador físico y los recursos están en una máquina determinada.

Pros:

  • Todas las posibilidades de personalización
  • Es posible cambiar recursos asignados
  • Precios variables y ajustables
  • Creación instantánea
  • Todas las herramientas para operaciones
  • Herramientas muy completas para la gestión de las máquinas mediante el panel de Arsys Cloudbuilder

Contras:

  • Relación precio/recursos asignados es inferior a Dedicados y VPS

Podéis leer más sobre sus características aquí.

Servidores Dedicados

Los Servidores Dedicados son máquinas físicas que se encuentran en el centro de datos completamente a disposición del cliente. No existe virtualización sobre las máquinas, a no ser que seamos nosotros los que la creemos mediante un sistema como Docker.

Pros:

  • Todas las posibilidades de personalización
  • Recursos muy amplios
  • Relación precio/recursos muy buena

Contras:

  • Mayor tiempo para aprovisionamiento (aunque en Arsys, mediante el panel de Cloudbuilder es posible crear Dedicados casi tan rápido como en los Servidores Cloud)
  • Rigidez, no es posible redimensionar

Podéis leer más sobre sus características aquí.

Entonces, ¿qué servidor debo elegir?

Va a depender de nuestras necesidades. A continuación, pondremos los casos que podrían presentarse para valorar la opción más adecuada.

Un Servidor VPS es la primera opción para disponer de un servidor completamente configurable y adaptable, necesario para alojar aplicaciones profesionales:
  • Si nos importa mantener la inversión reducida
  • Si no tenemos intención de redimensionarlo
  • Si no tenemos necesidades DevOps avanzadas
Los Servidores Dedicados serían la segunda opción a la hora de elegir un alojamiento que nos aporta una alta calidad de recursos a un precio más ajustado:
  • Si no tenemos intención de redimensionarlo
  • Si necesitamos una máquina con alta cantidad de recursos (CPU, RAM, almacenamiento) desde el inicio
  • Si el despliegue va a ser muy estable
  • Si no tenemos necesidades DevOps avanzadas
Los Servidores Cloud son la solución más versátil y avanzada disponible actualmente:
  • Si queremos escalabilidad
  • Capacidad de recursos variables que van de pequeños a enormes
  • Necesitamos levantar servidores rápidamente y utilizarlos durante espacios de tiempo reducidos
  • Queremos las mejores posibilidades de automatización y las herramientas de configuración más avanzadas
  • Si tenemos necesidades DevOps avanzadas, CI/CD, múltiples entornos de despliegue…

Si queréis conocer más detalles sobre qué servidor elegir para nuestro proyecto, tenéis este webinar a vuestra disposición.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora