El reto de equipar correctamente a los trabajadores en remoto

 El teletrabajo permitió a todas las empresas seguir adelante con sus actividades en medio de una pandemia que nos retenía en nuestros domicilios. Las restricciones hicieron mucho daño, como ya hemos comentado en innumerables ocasiones, pero esta modalidad de trabajo en remoto salvó muchos puestos de trabajo e impidió el colapso económico total.

Lo que sucede es que esa primera versión del «teletrabajo para todos» fue una solución de emergencia que, en el mejor de los casos, no funcionó muy mal. Faltó planificación, estrategia y formación, pero conseguimos salir adelante gracias al trabajo desde casa, con la familia, con distracciones, con incertidumbre y miedos. Con nuestros propios dispositivos, a través de nuestra red doméstica. Esto, y otras cuestiones, hacen que el problema de equipar correctamente a los teletrabajadores tenga su importancia dentro de la gestión empresarial.

Requisitos dependientes de la localización del trabajador

En muchos casos, y más si hablamos de pymes, es difícil que tengamos trabajadores en otro país. Pero, si se da el caso, es necesario tener en cuenta que los derechos de los trabajadores a distancia difieren según la región.

En Rusia, por ejemplo, los empresarios están obligados a proporcionar a los trabajadores a distancia todo el equipo y las herramientas que necesitan para realizar su trabajo, y estos deben pedir permiso para usar su propio equipo. En ese caso, el empleador debe compensar a esos empleados por el uso del equipo propio, y los gastos en que incurran.

El equipo debe cumplir las normas locales de salud y seguridad

También varían según el lugar las normas de salud y seguridad en el trabajo, pero es recomendable proporcionar a los trabajadores a distancia unos mínimos de comodidad y equipamiento en este sentido, como dice la normativa de la UE (entre otros puntos):

  • las sillas de oficina deben ser ajustables en altura, y el respaldo debe ser ajustable en altura e inclinación;
  • los trabajadores tienen derecho a un reposapiés;
  • al menos dos de los puntos de contacto horizontal (suelo, asiento o mesa) deben disponer de algún elemento de regulación;

Proporcionar los elementos básicos de ergonomía como estándar

De la misma manera en que se hace con cualquier trabajador de la oficina, se debería proporcionar al trabajador un entorno de trabajo seguro, esté donde esté. Los equipos ergonómicos están diseñados para que las personas puedan trabajar durante horas sin sufrir daños.

Por ejemplo, las dolencias musculoesqueléticas derivadas de las malas posturas y las jornadas maratonianas son la segunda causa más común de ausencias a corto y largo plazo en el Reino Unido. Si los trabajadores remotos carecen de los elementos básicos de ergonomía, podría decirse que no tienen un entorno de trabajo seguro. ¿Qué material necesitaría un trabajador en remoto sin entrar en necesidades específicas de cada sector? Veamos:

  • Un escritorio.
  • Una silla ergonómica.
  • Un soporte para el ordenador portátil.
  • Un teclado externo, en caso de utilizar portátil.
  • Un ratón externo.

Importante: que los miembros del equipo no monten sus propios equipos

El Bring Your Own Device implica que los empleados pueden utilizar sus propios dispositivos personales (portátiles, tabletas…) en su puesto de trabajo remoto para tener acceso a recursos de la empresa.

Esto, que puede ser un estímulo, también puede ser una fuente de problemas potenciales. Es verdad que, hoy, todos los empleados disponen de smartphones y otros dispositivos portátiles personales que pueden utilizar en su puesto de trabajo, y que con buenas políticas de seguridad y buenos procesos sería posible mantener la seguridad.

Pero cuando hablamos de equipos no nos referimos tan sólo a los dispositivos electrónicos. ¡Hablamos del montaje del mobiliario! Se puede decir que, en general, es una mala experiencia para el trabajador en remoto y también es arriesgado desde el punto de vista de la salud y la seguridad.

De hecho, puede ser que los trabajadores no sean especialmente mañosos y, por otra parte, el montaje de las sillas de oficina y escritorios de pie no es sencillo. Los trabajadores podrían lesionarse durante el montaje… y eso depende, una vez más, de la región. Puede ser que la ley obligue a la instalación de equipos para los empleados en remoto, como sucede en México, por ejemplo, en donde los empleadores están obligados a instalar todos los equipos y mobiliario para los teletrabajadores.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora