Cómo mantener seguros con IA mis documentos trabajando en remoto

El teletrabajo es una herramienta excelente para cumplir con todas las recomendaciones de seguridad sanitaria que ayudan a frenar la COVID-19. Gracias a las posibilidades que nos ofrece la tecnología de trabajar en remoto, multitud de empresas han mantenido su productividad intacta, han perdido poca capacidad de trabajo o, en algunos casos, ¡la han incrementado!.

Aunque esta situación de teletrabajo masivo cambiará a medio plazo, existe cierto optimismo acerca de la posibilidad de que se mantenga como un elemento importante del nuevo funcionamiento de las empresas. Es decir, que se instale una mayor cultura del teletrabajo en España una vez superada la situación de crisis actual.

¿Qué significa esto? Que cada vez más empresas van a tener que disponer de planes, protocolos, material y sistemas de seguridad que garanticen a sus empleados los días de teletrabajo que sean necesarios. Por supuesto, esto incluye los equipos informáticos: no es del todo correcto utilizar equipo doméstico para fines profesionales, principalmente por temas de seguridad.

El trabajo a distancia, las tecnologías en el Cloud y el intercambio de contenidos digitales son extremadamente vulnerables por el simple hecho de que son un objetivo prioritario para el delincuente. En una época en la que los ciberataques son comunes y cada vez más frecuentes y virulentos, donde los atacantes están causando estragos en el mundo de los negocios, se hace necesario tomar medidas para neutralizar la amenaza.

La IA refuerza la seguridad y ayuda mantener los documentos a salvo en remoto

La Inteligencia Artificial es fundamental para contrarrestar los cada vez más sofisticados ataques que, además, evolucionan a velocidad de vértigo. A continuación, os mostramos una serie de beneficios inmediatos de incluir la IA en cualquier estrategia de seguridad en entornos de trabajo remoto.

Quien golpea primero, golpea dos veces

Una de las formas más sencillas de evitar los ataques de phishing y de ingeniería social es atacar la fuente. Al eliminar los posibles atacantes y mantener el contenido lejos de los empleados y usuarios vulnerables, el riesgo disminuye. Un sistema de control de IA puede monitorizar las cuentas de correo electrónico utilizando algoritmos específicos para detectar comunicaciones fraudulentas o relacionadas con el phishing. Cuando descubre algo, el sistema elimina el mensaje antes de que llegue a su destino, eliminando así la posibilidad de ataque.

Seguridad las 24 horas del día

Los ataques pueden tener lugar en cualquier momento y a través de cualquier medio. Por lo tanto, los sistemas de seguridad han de estar al 100% de alerta las 24 horas del día y los 365 días al año. Esto es así cuando se activan los sistemas de IA que, si además están bien diseñados, seguirán en pie, aunque se produzcan fallos de hardware o software. La Inteligencia Artificial va más allá de la monitorización en tiempo real y las actualizaciones de software automáticas, puesto que estas soluciones pueden responder y reaccionar a eventos casi instantáneamente.

Este tipo de protección es imprescindible en la nube y en los espacios de colaboración en los que se comparten documentos. Existe mucha información sensible alojada en el Cloud que es vulnerable por su importancia (de nuevo, porque son objetivos claros de los delincuentes). El gesto más simple de acceder a una información desde el dispositivo de otra persona es una grave amenaza a la seguridad.

Proactividad

Los modelos de Machine Learning o aprendizaje automático nos permiten disponer de herramientas capaces de tomar decisiones proactivas acerca de qué hacer para evitar una posible amenaza. Por ejemplo, si el sistema descubre a un usuario que accede a un contenido o información para la que no está autorizado, puede limitar su cuenta hasta que el departamento de IT pueda hacer las comprobaciones oportunas. Un sistema así es capaz de responder instantáneamente a otros comportamientos o eventos sospechosos para disminuir las amenazas.

Seguridad desde el principio

La seguridad es, más a menudo de lo que debería, algo reactivo o que se incorpora en etapas tardías del desarrollo de un proyecto. Debería ser al revés: la seguridad se debe implementar primero y se construye en los cimientos del sistema para maximizar su eficiencia y fiabilidad. Además, permite a los equipos reaccionar más rápidamente a los problemas de seguridad.

Seguridad basada en analítica de datos

Las soluciones basadas en IA son perfectas para proporcionar mejores visualizaciones e informes sobre las amenazas a la seguridad, de manera que hablamos, incluso, de tener la imagen completa del problema en lugar de reaccionar a una sola pieza del puzzle. Es perfecto para informar a los equipos de seguridad y los ejecutivos, que pueden ver fácilmente y con precisión dónde falla la seguridad y por qué