Nuevos servidores bare metal en Arsys

Un servidor bare metal es un dispositivo hardware que está en un centro de datos de un proveedor de hosting, que tiene todos los recursos disponibles para un solo cliente, en exclusiva. Esto es lo que hace unos años se entendía por servidor dedicado. A este tipo de servidor también se le conoce como «single tenant server».

Este tipo de servidor está en contraposición con los servidores virtuales que se pueden contratar en modelos de alojamiento compartido. En este tipo de servidores, los recursos de una máquina se comparten entre varias máquinas virtuales.

Ventajas inmediatas del uso de un servidor bare metal

La principal ventaja de utilizar este tipo de servidores es que se evita por completo lo que se conoce como efecto «noisy neighbour», es decir, se evita cualquier interferencia en el rendimiento derivada de alteraciones en la estabilidad de un servidor virtual por problemas en proyectos «adyacentes». Así, los recursos dejan de estar compartidos y, por tanto, comprometidos en el sentido de que una aplicación que consuma demasiado (por un pico de demanda inesperado, por ejemplo, o por un ataque del tipo DDoS) pueda interferir en el rendimiento de las demás. En el caso bare metal, todos los recursos están al servicio de un único cliente.

Otra ventaja importante es que se suelen ofrecer opciones de acceso raíz, es decir, se permite que el usuario haga cambios en el directorio raíz, algo que nunca se ofrece en alojamientos compartidos por razones obvias. En el bare metal se permite una administración ilimitada de los recursos, lo que da máxima libertad para instalar y desinstalar componentes software, y también para la configuración del servidor.

Así son nuestros nuevos servidores bare metal en Arsys

Para ofrecer a nuestros clientes mayores prestaciones y posibilidades para tener su propio servidor bare metal, con el que desarrollar completamente todo el potencial de sus proyectos, en Arsys hemos ampliado nuestro catálogo de servidores con dos incorporaciones de AMD. Estos son los servidores que se pueden elegir a la hora de contratar un servidor dedicado bare metal con nosotros.

Procesadores Intel® Xeon®

Estos procesadores permiten afrontar cargas de trabajo exigentes y de misión crítica. Permiten análisis en tiempo real y tienen capacidades para Inteligencia Artificial. Proporcionan fiabilidad y mayores tiempos de funcionamiento ininterrumpido y un gran rendimiento.

Procesadores Intel® Xeon® Silver

Son procesadores concebidos para ofrecer rendimiento optimizado para las cargas de trabajo. Disponen de aceleración de IA integrada, y están diseñados para trabajar con datos desde la nube múltiple hasta el Edge. Perteneciendo a la segunda generación de procesadores escalables Intel Xeon, se alcanzan nuevos niveles de rendimiento.

¿Para qué tipo de cargas de trabajo es ideal esta segunda generación de Intel Xeon escalables?

  • Para la empresa y el trabajo en la nube, se puede reducir la complejidad de la infraestructura gracias a la virtualización y, gracias a los rápidos tiempos de respuesta, es posible cumplir con los SLA pactados con los clientes.
  • En casos de HPC (High Performance Computing, o computación de alto rendimiento) se maximiza la eficiencia y el rendimiento, y ofrecen altas cotas de rendimiento con menos servidores.
  • Para aplicaciones o servicios de almacenamiento, se garantiza la respuesta del almacenamiento y se ofrece rendimiento determinístico. Todos los núcleos, caché, memoria y entrada/salida están en un único chip.
  • Para comunicaciones, prima la eficiencia. Se obtiene una gran aceleración hardware y una enorme eficiencia de plataforma para el procesamiento de aplicaciones, control, paquetes y señales.

Procesadores Intel® Xeon® Gold

Un paso más con respecto a los procesadores Silver, los procesadores Intel Xeon Gold tienen memorias más rápidas y una mayor capacidad, además de contar con importantes mejoras en rendimiento, fiabilidad y seguridad mejorada por hardware. Son procesadores optimizados para centros de datos exigentes, y tienen capacidades específicas que nos permitirán trabajar en entornos multicloud, con las cargas de trabajo de red y almacenamiento. Cuentan con escalabilidad de hasta cuatro zócalos, y son perfectos para asumir una mayor gama de cargas de trabajo.

Procesadores AMD Ryzen™

Los procesadores AMD Ryzen son muy potentes para aplicaciones de todo tipo, pero sobre todo para aquellas que involucran procesamiento de audio o vídeo. Destacan en el renderizado de video o 3D y la compilación de software. Los AMD Ryzen son esencialmente procesadores «de escritorio», pero cuentan con la potencia y flexibilidad necesarias para funcionar como servidores bare metal para una gran cantidad de aplicaciones.

Procesadores AMD EPYC™

Son los procesadores AMD diseñados y concebidos específicamente para el centro de datos. Con estos servidores podemos dar múltiples servicios como:

  • Migrar a la nube optimizando el rendimiento de las cargas de trabajo, además de conservar la escalabilidad.
  • Para aplicaciones de base de datos y analítica, aprovechando las capacidades de analítica en tiempo real.
  • HCI y virtualización, para consolidar la infraestructura de IT simplificando su administración.
  • Computación de alto rendimiento, potenciando las cargas de trabajo.
La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora