Caso de Éxito: Carriots

Carriots es uno de los líderes mundiales en el recién nacido sector de las soluciones de software en la Nube para el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés).  Al ofrecer su software en la Nube requiere un proveedor soluciones que aporte flexibilidad, escalabilidad y unos costes competitivos.

Especialmente porque su software Carriots IoT Platform es lo que se denomina una PaaS (Platform as a Service). Es decir, una plataforma para construir aplicaciones de IoT y que es comercializada como un servicio con un coste determinado por dispositivo conectado. Por estos motivos, desde que la empresa lanzó en 2012 su primera versión beta, esta solución ha funcionado con el servicio IaaS Cloudbuilder de Arsys.

Asimismo, y debido al foco internacional de la compañía, Carriots necesitaba desplegar una infraestructura que permitiera dar servicio a dispositivos IoT conectados desde cuatro continentes en las mejores condiciones de disponibilidad para sus clientes, algo que sólo ha sido posible gracias a la estrecha colaboración entre los equipos técnicos de Arsys y de Carriots.

Además, el hecho de que Carriots utilice un modelo Freemium, una modalidad que ofrece servicios básicos gratuitos complementarios a los servicios avanzados de pago, ha supuesto un reto adicional en el momento de  soportar el crecimiento en el uso de la plataforma.  Al mismo tiempo que miles de usuarios se registraban y millones de tramas eran procesadas en Carriots atraídos por la gratuidad de los servicios básicos, era imprescindible seguir aumentando su capacidad de computación sin perder calidad en el nivel de servicio.

Miguel Castillo, co-fundador y CEO de Carriots

Miguel Castillo, co-fundador y CEO de Carriots

Nos lo cuenta Miguel Castillo, co-fundador y CEO de Carriots, en esta entrevista.

¿Qué es Carriots?

Carriots (acrónimo de CARRying the Internet Of ThingS) nace en 2011 para ofrecer empresas que quieren desarrollar productos de IoT un software que les permita acelerar los tiempos de desarrollo y reducir sus costes. Nuestro software está concebido para ingenieros que utilizan la Nube para conectar dispositivos y crear aplicaciones en campos tan diversos como telemetría, gestión remota de equipos o análisis de los datos. Trabajamos tanto con startups que desarrollan productos IoT innovadores como con grandes empresas que implementan dispositivos para mejorar su procesos de mantenimiento o control de fraude, por citar sólo dos áreas de negocio muy representativas.

¿Qué servicios de Arsys utilizáis en vuestro negocio?

Empezamos trabajando con Arsys en 2012, cuando desplegamos la primera versión beta de nuestro software, ya sobre Cloudbuilder, lo que nos ha permitido dar servicio a clientes en todo el mundo. Desde un principio, hemos optado por aprovechar el concepto de computación en la Nube. En nuestras oficinas apenas tenemos servidores y los utilizamos sólo para desplegar algunas versiones internas de pruebas.

Conforme nuestro software soportaba más clientes y más datos, hemos tenido que aumentar la infraestructura consumida. Pero también hemos trabajado con técnicos de Arsys para mejorar las soluciones técnicas. Por ejemplo, hemos cambiado los tradicionales discos duros magnéticos por discos de estado sólido (SSD) de cara a mejorar el rendimiento en el acceso a los datos.

Así que sois un empresa nacida directamente en la Nube, ¿nunca os habéis planteado la arquitectura tradicional, ya sea in-house o externalizada?

Nunca ha formado parte de nuestros planes invertir en comprar infraestructura propia, teniendo la posibilidad de alquilar la capacidad de computación y modificarla según nuestras necesidades. Nuestro crecimiento exponencial nos exige flexibilidad total para aumentar y cambiar nuestra infraestructura en modo de pago por servicio. Eso también nos ha permitido experimentar con muchas configuraciones distintas de infraestructuras con el fin de encontrar la que mejor rendimiento proporciona a nuestro software.

Por otro lado, son los propios clientes los que también nos demandan que nuestras soluciones funcionen como un servicio en la Nube, así como agilidad para crear y desplegar Nubes Privadas con entornos dedicados que les permitan  utilizar nuestro software en exclusividad. Y con tiempos de despliegue de sólo un par de días.

¿Puedes comentarnos algún proyecto concreto que hayáis puesto en marcha en Cloud y para el que la Nube haya aportado un valor diferencial?

Un cliente en Estados Unidos nos pedía que nuestro software pudiera funcionar durante seis meses en una Nube Privada, conectando los centenares de  dispositivos que había creado y capturando varios Terabytes de datos para analizarlos con nuestro software y una aplicación desarrollada por él mismo.  En menos de una semana, este cliente ya tenía su solución Cloud de Carriots funcionando, con los dispositivos mandando los datos y procesándolos en los sistemas. A grandes rasgos, la infraestructura desplegada consistía en numerosas máquinas con una capacidad de almacenaje dinámica.

¿Cuál es la relación entre IoT y el Cloud Computing?

La Nube es la única solución para construir soluciones de IoT escalables y económicas, tanto para los grandes proyectos como para los pequeños. Mientras que los proyectos IoT que sólo tienen unos cientos de dispositivos enviando datos pueden pagar una pequeña cuota mensual por los dispositivos y ahorrar en su infraestructura, los proyectos basados en el despliegue de miles o decenas de miles de dispositivos sólo pueden mirar al Cloud Computing como el modelo capaz de escalar para soportar tantas conexiones y tantos datos.

Sobre Carriots
Fundada en 2011, Carriots es uno de líderes mundiales en el sector de las IoT Application Enablement Platform (AEP), un tipo de software cada vez mas demandado por empresas que desarrollan productos conectados a Internet para recolectar datos, procesarlos y crear aplicaciones como la telemetría o de gestión remota. Carriots ha conseguido clientes en cuatro continentes y tiene tasas de crecimiento exponenciales, sobre todo en clientes industriales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *