Cloud Broker, emerge una nueva figura en el ecosistema Cloud


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Al tiempo que crece el uso de la tecnología Cloud por parte de las empresas y organizaciones, surge la demanda de nuevos servicios y profesionales en el ecosistema Nube. Emerge el Cloud Broker como la figura intermediaria entre la empresa que gestiona sus recursos IT en la Nube y los proveedores que comercializan las distintas soluciones Cloud.

young businesswoman with tablet pc

Aunque es una figura cercana a la administración de sistemas, el perfil del Cloud Broker va mucho más allá. Ofrece soluciones integrales en la Nube que permiten obtener el mix de servicios más adecuado (SaaS, PaaS, IaaS, Cloud Pública, Privada e Híbrida, Cloud Storage, etc.) de cada proveedor y que mejor se adapta a las necesidades de negocio de cada compañía. Por tanto, entiende los procesos de trabajo y es consciente de las necesidades, presupuestos y objetivos de negocio, a la vez que conoce el mercado global de soluciones Cloud.

En su rol, el Cloud Broker gestiona de manera uniforme los diferentes servicios, tanto entre sí como de cara a su integración con los aplicativos internos de las empresas, y crea protocolos de seguridad homogéneos para todos los sistemas.

El Cloud Broker requiere un elevado nivel de especialización, con una experiencia transversal en proyectos IT heterogéneos. Desde la puesta en marcha de un DRP (Disaster Recovery Plan) hasta el óptimo provisionamiento de recursos de computación para una campaña de lanzamiento, la apertura de una nueva sede o la compatibilidad entre bases de datos.

El dinamismo propio de los profesionales del sector IT, unido a esta experiencia transversal, permite al Cloud Broker elegir las plataformas que mejor se adaptan a cada necesidad de negocio. No sólo tiene que conocer las diferentes soluciones de los proveedores Cloud, con sus puntos fuertes y debilidades, sino también negocia en bloque o de manera individual para cada uno de sus clientes aspectos como seguridad, Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA), conectividad y, por supuesto, es capaz de analizar los costes IT que requiere cada proyecto y optimizar la inversión.

Dentro de su adopción progresiva del Cloud, algunas grandes organizaciones optarán por asignar estas funciones dentro del propio departamento IT. No obstante, la tendencia natural del mercado es que el Cloud Brokerage pase a formar parte de la cadena de externalización IT, con empresas o consultores externos especializados en exprimir al máximo todo el potencial de la Nube. Más que un nuevo nicho de empleo, se trata de un nuevo eslabón en la cadena del outsourcing.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+