Cloud storage: un paso más dentro de la computación en la nube

Los usuarios de Internet tienen cada vez mas necesidad de consumo de espacio en disco, ya sea para fines empresariales o para fines personales o de ocio. Existen infinidad de casos como, por ejemplo, un abogado que maneja gran cantidad de documentos o un coleccionista de música que quiere oír música desde su MP3 o desde su PC.

Los servicios de Cloud Storage (almacenamiento en la nube) en arsys.es surgen para cubrir estas necesidades como una variedad del concepto tecnológico  de cloud computing. Su objetivo es ofrecer a los usuarios la posibilidad de tener capacidad de almacenamiento en disco ilimitado y distribuido en diversos centros de datos en la red.

Hasta hace poco, el almacenamiento de los datos se hacía en sitios localizados e identificados por el usuario, ya fuese en el propio PC del usuario o en un servidor alojado en un centro de datos de confianza. El concepto de almacenamiento cambia sustancialmente con cloud storage puesto que el usuario no se tiene que preocupar de dónde se  almacenarán dichos datos, ni  por incrementar la capacidad de los discos, ni por cuestiones fundamentales como la disponibilidad de esa información y su  seguridad ya que existe un proveedor gestionándolos con absoluta garantía.

El usuario se centra única y exclusivamente en la utilización y explotación adecuada de esa información almacenada para sacar el máximo partido de ella en su negocio. En este artículo analizaremos los requisitos y características que debemos esperar por un servicio de cloud storage.

Existen una serie de características que deben de estar incluidas dentro de cualquier servicio de cloud storage:

  • Redimensionamiento automático del espacio contratado por el usuario cuando las necesidades superan la capacidad que tiene en ese momento.
  • Pago por uso: el cliente del servicio paga por el espacio consumido en cada momento, con lo cual optimiza su gasto eficientemente.
  • Deslocalización geográfica: la infraestructura de cloud storage tiene que ser lo suficientemente flexible para poder ser distribuida por distintos centros de datos ubicados geográficamente de forma distante, de modo que se pueda redundar la información de unos en otros.
  • Acceso para desarrolladores mediante interfaces, webservices o API: el usuario que está desarrollando su aplicación y precisa de un recurso de espacio en disco, puede integrar dicha aplicación con el servicio de cloud storage para subir, bajar ficheros, etc.
  • Aplicación web para gestionar los ficheros almacenados: normalmente es importante tener una aplicación web friendly que permita de modo muy sencillo gestionar los ficheros almacenados, así como sincronizar el recurso de cloud storage con el PC o incluso programar copias de backup automáticas.

Lógicamente, el usuario puede tener necesidad de utilizar los datos almacenados muy concurrentemente y con mucha agilidad. En ese caso, la información deberá estar almacenada en un servicio de cloud storage de alta velocidad o faststorage basado en cabinas de almacenamiento FiberChannel.

Si en cambio, el usuario solamente precisa espacio para almacenar muchos datos  en ese caso la infraestructura de cloud storage puede estar basada en cabinas con discos SATA o en un pool de servidores especializados en almacenamiento con muchas bahías de disco.

Hay diversos requisitos que el usuario o consumidor de servicios de cloud storage debería de pedir a su proveedor. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Seguridad. Los clientes son los responsables de encriptar sus propios ficheros con algoritmos de encriptación que sean de su confianza. No deberían permitir que sea el proveedor quien lo haga.
  • Acceso y auditoría de los datos. Debe ser posible averiguar si los datos han sido modificados y quién los ha modificado.
  • Localización de los datos almacenados. Si los clientes precisan saber la localización exacta de los datos por motivos de cumplimiento normativo, tiene que existir esa posibilidad en el servicio de cloud storage.
  • SLA: Deben existir SLA superiores a 99.9% que aseguren la disponibilidad de los datos y eviten la caída del servicio.
  • Recuperación de desastres. Si se produce una catástrofe, hay que asegurarse de que el proveedor cuenta con un plan de recuperación de desastres que permita acceder offline a los principales centros de datos.

En definitiva, el Cloud Storage supone un paso más en la evolución del concepto cloud computing y aporta ventajas que mejoran la experiencia del usuario en esta evolución de los contenidos multimedia y la usabilidad de Internet.

Miguel Martínez-Vélez, Director General Técnico de arsys.es