Cloud y Administración Pública, una buena combinación

cloud_sectores_xsSi para miles de empresas y empresarios el Cloud Computing se ha revelado como la gran revolución tecnológica capaz de aportar una mayor competitividad y de mejorar sus procesos de negocio, para la Administración Pública la Nube supone también una oportunidad de obtener mejores resultados, reducir costes y, lo que es más importante, dar un servicio más eficiente, rápido y de calidad a los ciudadanos.

El ingente volumen de información generado y gestionado por la Administración Pública, así como un crecimiento no siempre bien planeado de las diferentes entidades que la conforman, ha llevado a que muchos procesos y servicios dependientes de una misma administración sean redundantes o incluso incompatibles entre sí. En este sentido, la Nube ofrece la oportunidad de mejorar la relación ciudadano-Administración pues permite reorganizar todos estos servicios, evitar que crezcan y se desarrollen de forma aislada, y sobre todo, de ponerlos al alcance del ciudadano a través de las herramientas tecnológicas que ya todos manejamos actualmente.

No obstante, el Cloud no debe ser visto por los gobiernos tan sólo como una corriente con la que transmitir una imagen de modernidad. Con el enfoque adecuado y una correcta planificación, la Nube ofrece a la Administración Pública oportunidades que van mucho más allá de la mejora de la imagen pública y la relación con el ciudadano.

Así, por ejemplo, en un momento en el que los recortes presupuestarios son la tónica habitual y la reducción de costes es uno de los elementos estrella en cualquier departamento público, el paso hacia el Cloud se erige como la mejor opción para toda institución pública, sea grande o pequeña, pues puede suponer un ahorro de costes muy considerable.

Las soluciones Cloud, como Cloudbuilder Next, permiten una adaptación del gasto y la mejora de la eficiencia, sobre todo si van acompañadas de una fórmula de pago como el pago por uso, que permite pagar única y exclusivamente por los recursos consumidos. Así pues, el Cloud funciona para la Administración no sólo como herramienta de mejora de su relación con el ciudadano, sino también como palanca de ahorro y flexibilidad de costes, que permite adaptar el servicio según la actividad de cada momento, sin ningún tipo de preocupaciones por aumentar o disminuir los niveles de servicio o por realizar las actualizaciones oportunas.

Afortunadamente, la Administración Pública española parece haber comprendido y asimilado esta situación, dando los pasos necesarios para hacer del Cloud el modelo de referencia para la provisión de servicios TIC y  tomando medidas para la transformación de la Administración Pública en una organización más eficiente, eficaz y transparente.

Según un informe de Inteco publicado en 2012, hace ya tres años que algo más de un tercio (34,2%) de las entidades locales habían adoptado algún tipo de solución Cloud, mientras que en las autonómicas el porcentaje era del 28,7%, y del 23,4% en el caso de los organismos y empresas públicas de ámbito estatal.

Pero especialmente relevantes son los datos relativos a los beneficios que apreciaba el sector público español en el Cloud: el 69,5% afirmaba que la mayor ventaja es el ahorro de tiempo en la gestión de los recursos tecnológicos, mientras que el 68,4% se decantaba por el ahorro económico, un 55,5% hablaba de mejoras de productividad y un 52,8% declaraba que la sencillez de uso e implantación fueron factores decisivos para su adopción. Además, la Nube no ha defraudado al sector público. Tres de cada cuatro organismos públicos consideraba que se habían cumplido sus expectativas, y un 9,4% adicional creía que se habían superado.

A pesar de que no existen datos más actualizados, vista su eficacia y la evolución en la adopción del Cloud en otros ámbitos, parece lógico pensar que en estos tres años estos porcentaje se han elevado, y que aunque sea mucho el camino por recorrer hasta alcanzar la plena e-Administración, el Cloud Computing ya es una realidad en el sector público español, y además ha llegado para quedarse. De hecho, según el mismo informe de Inteco, la intención mayoritaria (94,5%) entre las administraciones usuarias de la Nube es mantener el uso del Cloud Computing, y tres de cada cuatro entidades manifiesta que recomendará el uso de soluciones  Cloud a otras administraciones sin ninguna duda.

Compartir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+