El Cloud Computing y la renovación de la enseñanza

El Cloud Computing y la renovación de la enseñanza

La educación es uno de los sectores que más claramente puede beneficiarse de la tecnología Cloud. Por un lado, la tecnología juega un papel clave en la renovación del sistema educativo, actualizando e incorporando herramientas innovadoras para compartir y asimilar conocimiento. Por otro, el impacto del Cloud en términos de ahorro y de reducción de costes es clave en un momento en el que prima la eficiencia en la gestión.

Según un estudio reciente,  la inversión en Cloud Computing aplicada a la educación alcanzará 5.000 millones de dólares en 2014, con previsiones de alcanzar los 12.000 millones en 2019.

Percibida como una tecnología clave para el e-learning, las ventajas del Cloud Computing son evidentes para todas las etapas y sistemas de formación. Expertos del sector apuntan que el 35% del gasto mundial en TI en colegios desde primaria hasta los 12 años de edad se destinará a Cloud Computing en 2017.

La Organización de Naciones Unidas reconoce la contribución de las TIC al acceso universal a la educación, la igualdad en la instrucción, el ejercicio de la enseñanza y el aprendizaje de calidad y el desarrollo profesional de los docentes, así como a la gestión dirección y administración más eficientes del sistema educativo.

En la práctica diaria, mientras que los nuevos dispositivos, como smartphones, e-books y tabletas sirven para incentivar al alumno y poner a su alcance herramientas útiles para asimilar conocimientos, la accesibilidad que proporciona la tecnología Cloud permite tener al alcance recursos desde cualquier lugar y en cualquier momento.

A través de la Nube, los alumnos pueden, entre otras funcionalidades, acceder al temario y ejercicios desde su casa o desde cualquier otro sitio, mediante un dispositivo móvil. También facilita el trabajo en equipo, al permitir a varios usuarios trabajar simultáneamente.

Mejora la productividad de los docentes, con la posibilidad de actualizar documentos de todo tipo, como ejercicios, notas y correcciones, imágenes, vídeos o música, y almacenarlos con total seguridad, evitando o reduciendo el uso de papel.

Las ventajas de la tecnología Cloud también son evidentes para una gestión más eficiente y dinámica de las instituciones educativas, al trasladar la infraestructura tecnológica fuera del centro, suprime los costes fijos derivados del mantenimiento, la actualización de sistemas y gestión de procesos.

Las soluciones tecnológicas como Cloudbuilder, suponen una auténtica revolución para los centros educativos, al sustituir la inversión en TIC tradicional por un nuevo modelo de pago por uso. Gracias a su flexibilidad y escalabilidad, permite ampliar los recursos tecnológicos necesarios en función de los requisitos de cada centro en cada momento, sin inversiones iniciales ni compromisos contractuales a medio o largo plazo.