El futuro de la pyme pasa por Cloud Computing

Si hay un tema especialmente de actualidad en el mundo de las tecnologías de la información éste es Cloud Computing. No es casualidad: este nuevo modelo de suministro de TI está revolucionando no sólo la tecnología en sí sino el propio mercado.

Y si hay un segmento que se puede beneficiar especialmente de la Nube éste es el de las pymes. Nunca antes  pudieron acceder a la tecnología de primera división de la que disfrutan las grandes compañías, y esto se debe al poder democratizador que ejerce el concepto de Cloud.

CLOUD Y PYME:
CAMINO A LA NUBE

whitepaperDescarga del whitepaper (PDF)

Así lo pone de manifiesto el informe Cloud y Pyme. Camino de la Nube, promovido por la Asociación Catalana de Empresas de Consultoras (ACEC) y en el que ha participado arsys. En este documento se explica en profundidad qué es la Nube, qué supone y cuáles son sus principales ventajas para las pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, después de recordar la definición del concepto en sí–según el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología: “Cloud Computing es un modelo que permite el acceso adecuado y bajo demanda a un conjunto de recursos de cómputo configurables que pueden ser rápidamente provisionados y puestos a disposición del cliente con un mínimo esfuerzo de gestión y de interacción con el proveedor del servicio”–, el informe detalla los distintos modelos de Cloud que existen: privada, pública e híbrida.

En el primer caso, la infraestructura de la Nube se aprovisiona para el uso exclusivo de una sola organización y es ésta quien controla las aplicaciones que se ejecutan y dónde. En el segundo, la infraestructura se aprovisiona para que la utilice el público en general de modo que los servicios pueden usarlos varias empresas. Finamente, el modelo híbrido combina los dos anteriores.

Además, el documento hace referencia a las distintas capas tecnológicas que se pueden dar como servicio en el modelo de la Nube: Infraestructura como Servicio (IaaS), Plataforma como Servicio (PaaS) y Software como Servicio (SaaS).

Una nueva cultura

El modelo en la Nube conlleva una nueva cultura en la gestión de las TI, pero, sobre todo y como decíamos, una nueva oportunidad para las pymes. Este tipo de empresas normalmente se enfrenta a un problema a la hora de disponer de servicios tecnológicos avanzados a todos los niveles: los costes. Sin embargo, Cloud permite disponer de la mejor infraestructura de TI sin tener que invertir en excesivos costes y estando estos siempre adaptados a las necesidades tecnológicas de cada momento (picos y valles de demanda,  nuevos proyectos, etc.).

Gracias a la Nube, las pymes pueden disponer del hardware y el software que precisan en cada momento, sin verse limitadas por las grandes inversiones que puede llegar a suponer la compra de equipos informáticos. Por otro lado, sus gestores pueden centrarse en lo fundamental: en su negocio, agilizando la toma de decisiones y mejorando la competitividad de sus organizaciones.

Cómo dar el salto a la Nube

Eso sí, antes de apostar por la Nube, los promotores deberán tener en cuenta algunos aspectos como la compatibilidad de datos, seguridad, viabilidad de los proveedores y confiabilidad. En este sentido, señala el informe, tener una estrategia al respecto es fundamental. También lo es seguir una metodología de cara a la migración. Llevar a cabo un análisis de la arquitectura de las aplicaciones existentes para saber cómo integrarlas en la Nube y de los proveedores con los que podemos trabajar en Cloud son dos de los aspectos cruciales en este sentido.

En lo que respecta a la elección del proveedor, hay que tener en cuenta que cumpla con la regulación del país en el que desarrollamos nuestra actividad, por lo que resulta clave que conozcamos la ubicación física de los Centros de Datos donde se encuentra almacenada la información de mi empresa y de mis clientes.

Por otra parte es clave el soporte técnico. Hay que mirar que el proveedor ofrezca un servicio 24/7 y, a ser preferible, en nuestro idioma. Y, cómo no, conviene afinar mucho con los acuerdos de niveles de servicio (SLA). Aunque si hay un elemento que prima por encima de todo, se trata de establecer  una relación de confianza con nuestro proveedor, ya que no olvidemos que este partner “cuidará” de los datos de nuestro negocio.

En definitiva, atravesamos un momento en el que dar el salto a la Nube puede convertirse en fundamental para el desarrollo de las pymes y éstas deben tener claro cómo abordar el viaje hacia el nuevo modelo tecnológico.

Todos estos puntos se desarrollan de manera más amplia en el informe Cloud y Pyme. Camino de la Nube, que se puede descargar desde el siguiente enlace (PDF).