La Nube impulsa una nueva generación de videojuegos

cloud_sectores_xsMucho tiempo ha pasado desde que aparecieron los primeros videojuegos. Desde el desarrollo del considerado primer videojuego, Tennis for Two, o de los míticos Pong o Space Invaders, la evolución de este sector del entretenimiento ha sido espectacular. Hoy, se calcula que la industria de los videojuegos mueve más de 90.000 millones de dólares en todo el mundo, según la consultora Newzoo.

Más allá de las mejoras gráficas, de jugabilidad o del nacimiento de nuevos géneros, en los últimos años hemos visto proliferar nuevas formas de juego, que parecen conducirnos claramente a un futuro en el que la gran mayoría de los títulos no se ejecutarán en nuestro ordenador, portátil, consola o smartphone, sino que estarán alojados total o parcialmente en un servidor en la Nube.

Gracias al Cloud Computing y al desarrollo de esta tecnología, el streaming de juegos desde la Nube puede relegar a los videojuegos tradicionales que dependían de las características y, sobre todo, de la potencia del equipo particular en el que quisiéramos jugar. Con la Nube, se ha consolidado, por encima de todo, el concepto de juego multijugador, y cada día es más habitual y sencillo poder estar conectado con decenas o cientos de usuarios en cualquier punto del planeta disfrutando de un mismo juego.

El concepto de multijugador no tiene marcha atrás y el Cloud Computing se perfila como la piedra angular en la nueva generación de videojuegos. Gracias a la Nube se consigue mejorar el rendimiento, omitir esperas y una mejora cualitativa de la conexión de los usuarios, características clave en el juego multijugador.

Pero el Cloud Computing puede suponer mucho más que una mejora en el formato de juego multijugador para esta pujante industria. Gracias a la Nube y a su prácticamente ilimitada capacidad de computación, los mundos dinámicos son más complejos, los antagonistas de los videojuegos más inteligentes y los programadores cuentan con una plataforma flexible que absorbe el incremento de usuarios sin temor a los errores 500.

No sólo los usuarios se están viendo beneficiados por la introducción del Cloud en el mundo de los videojuegos, sino que también los profesionales de esta industria han encontrado en el Cloud una herramienta fundamental que les permite innovar, evolucionar y crear juegos con nuevas características y funcionalidades que hasta ahora eran prácticamente inimaginables. Ahora,  sus producciones cuentan con el respaldo de la Nube en las exigentes tareas de computación que requieren sus distintas fases de desarrollo: desde la programación, el  modelado y la animación hasta las fases de testeo alpha y beta que preceden al lanzamiento comercial de cada nuevo videojuego.