La Nube responde a los nuevos hábitos de consumo audiovisual

cloud_sectores_xsLos hábitos de consumo audiovisual están cambiando a pasos agigantados en los últimos años a nivel global, pasando del tradicional modelo de retransmisión hacia la convergencia con el streaming o la emisión por Internet.

En concreto, en España, el porcentaje de usuarios que consume vídeo en streaming ronda ya en el 80%, un dato que ya se acerca a los que consumen televisión tradicional, situado en un 85%. Este porcentaje se incrementa entre los jóvenes, que desde hace años consideran Internet como su principal plataforma de entretenimiento, al facilitarles el acceso a contenido multimedia bajo demanda, en cualquier dispositivo y lugar.

Los avances tecnológicos están produciendo la convergencia entre ambas fórmulas y se introducen la interactividad o la personalización como factores clave de diferenciación. Vemos, en este sentido, el auge de las televisiones inteligentes o la programación a la carta y bajo demanda de distintos tipos; desde el modelo fremium del Atresmedia Player hasta plataformas con catálogos propios como Wuaki.tv, Filmin o Netflix. Se trata de nuevas ventanas de explotación caracterizadas por múltiples puntos de acceso: móviles, tablets, televisores conectadas a Internet, ordenadores de sobremesa, etc.

En este contexto, es necesario estar preparado ante el cambio en los lenguajes de comunicación y hábitos de consumo de los contenidos con una infraestructura tecnológica flexible. Además, en un escenario de gran fragmentación de los consumidores (no solo por el auge de los canales de TDT sino por la ingente cantidad de plataformas de contenidos online), se impone más que nunca la simplificación de los procesos internos para que los esfuerzos se centren en la creación y emisión de contenidos de calidad, más que en la administración de los sistemas IT necesarios para ello.

Las empresas y profesionales de la industria audiovisual están encontrando en el Cloud una herramienta que les ayuda con la gestión de los materiales y la seguridad; una plataforma flexible para el almacenamiento y distribución de los contenidos, mucho más fácil de gestionar que el modelo tradicional.

Sólo disponiendo de herramientas como Cloudbuilder Next, que permiten disfrutar de alta disponibilidad de infraestructura, flexibilidad de redimensionamiento y pago solo por los recursos consumidos, la industria audiovisual está siendo capaz de hacer frente a los nuevos hábitos de consumo audiovisual, permitiendo soportar picos de demanda y las necesidades concretas de cada momento.

Compartir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+