Revolución Cloud en el sector sanitario

cloud_sectores_xsEl sistema sanitario tradicional está adaptándose a los nuevos tiempos que corren para mejorar la atención médica mediante la implantación de diversas soluciones TIC. Adoptar el modelo de servicios en la Nube es el sistema más eficiente a la hora de satisfacer las peculiaridades de este sector, que aspira a establecer una red global en la que pacientes y personal sanitario compartan la información generada mediante un sistema online integrado e interconectado.

Utilizar el Cloud Computing permite que los servicios sean mucho más ágiles, aumentando la eficiencia y eficacia de los recursos sanitarios disponibles. Por ejemplificarlo con casos muy recurrentes para cualquier usuario, la Nube convierte el acceso a imágenes y diagnósticos en algo inmediato que mejora los niveles de atención a los pacientes.

Cada día, profesionales e investigadores generan gran cantidad de información multimedia, como imágenes biomédicas que cuentan con mucha resolución y tienen un peso elevado. El uso del Cloud permite guardar en la Nube Pública la inmensa cantidad de imágenes que se crean a diario en hospitales y centros de salud y cuyo almacenamiento digital, sobre una arquitectura tradicional, requeriría una infraestructura propia, con un elevado coste y difícil de gestionar.

Con el paso a la Nube, se puede lograr también la centralización de los historiales clínicos, y que cada profesional sanitario tenga acceso a los datos de cada paciente en cualquier centro de salud adscrito. El uso de esta tecnología consigue que los servicios sean más sencillos y ágiles de gestionar en las redes sanitarias, caracterizadas por su capilaridad, y el desarrollo de aplicaciones móviles permite, por ejemplo, solicitar citas médicas o visualizar un plan de salud personalizado en tiempo real.

Entre los principales retos con los que se encuentra el Cloud Computing en el área de la salud, destaca el tema de la seguridad de la información. Es necesario que, sobre todo aspecto tecnológico, prevalezca la privacidad de los pacientes, por lo que es necesario prestar especial cuidado a la ubicación física de los Centros de Datos donde se aloja la información, de manera que se garantizar el cumplimiento de todas las normativas.

No obstante, estas barreras de entrada ya no suponen un problema dadas las soluciones existentes en el mercado que ofrecen un control total de los servidores y las máximas garantías de seguridad y disponibilidad. Hoy en día, las plataformas Cloud Computing, como Cloudbuilder Next, ofrecen medidas como detección y prevención de intrusos, seguridad y gestión de Eventos, redundancia de elementos, etc.

Por tanto, parece claro que se vislumbran más claros que oscuros en la aplicación del Cloud Computing al sector salud. Flexibilidad, reducción de costes, compartición de información en tiempo real, universalidad geográfica… son las bases tecnológicas imprescindibles para la evolución del modelo sanitario hacia un sistema más ágil y eficiente.