Cómo elegir el mejor tipo de alojamiento para un proyecto web

¿Web Hosting?, ¿VPS?, ¿Servidor Dedicado?, ¿Servidor Cloud? El mundo del hosting ofrece muchas alternativas que, si estamos comenzando a trabajar en el sector, nos pueden llegar confundir. En este artículo, te facilitamos la información  que necesitas de cada una de estas opciones de alojamiento y así podrás elegir el que mejor se adapta a tu proyecto web.

Sobra decir que, a medida que aumentemos el presupuesto, alcanzaremos servicios con mayores prestaciones, tanto por sus capacidades como por los recursos que podremos disfrutar. No obstante, no todos los proyectos necesitan  la misma inversión en cuanto al hosting, sino que es algo que de depende de las necesidades reales que tengamos.

Alojamiento compartido o Web Hosting

El Web Hosting es el más sencillo de los modelos de alojamiento. Básicamente, consiste en un servidor que atiende a diversos dominios o páginas web  al mismo tiempo. Todos comparten un mismo servidor web, por tanto comparten también configuraciones en su mayor medida. Es ideal para la mayoría de las páginas web publicadas en Internet, con proyectos que no requieran una configuración muy específica o la instalación de software, lenguajes o librerías propias.

  • Ventajas: Precio, Facilidad de uso.
  • Desventajas: Opciones de configuración limitadas. No permite instalar software específico.

VPS

Los Servidores Privados Vituales (o VPS por su acrónimo en inglés) representan una opción avanzada para el alojamiento de proyectos, con unos precios muy reducidos. Consisten en un servidor  que se ha dividido en diferentes máquinas virtuales. Cada VPS tienen su propia configuración, como si fuera un servidor independiente, y es posible personalizar a medida, pudiendo instalar el servidor que se desee, los programas o módulos necesarios, etc.

El VPS es ideal para proyectos pequeños o medianos, en los que se desea controlar especialmente la inversión, pero que exigen una configuración muy particular que no es capaz de proporcionar un alojamiento tradicional. También para entornos de desarrollo.

  • Ventajas: Precio. Capacidad para instalar cualquier servidor web, lenguaje, librería…
  • Desventajas: Necesita mayores conocimientos para su configuración.

Servidores Dedicados

Un Servidor Dedicado consiste en una máquina física reservada para el uso exclusivo de un cliente, que es el único que accede a ese servidor y el único que tiene capacidad para decidir qué programas, servidores, lenguajes va a instalar, y con qué configuraciones. La máquina física tiene unas características determinadas y, salvo intervenciones en su configuración, no varían. Al disponer de una máquina independiente, no existe la posibilidad de interacciones no deseadas con otros alojamientos.

Los Servidores Dedicados son excelentes opciones para proyectos medianos o grandes. En realidad, para todos aquellos que necesitan una personalización detallada en cuanto a su configuración, y donde se requiere una mayor potencia de recursos y disponibilidad.

  • Ventajas: Independencia total del servidor. Posibilidades de configuración ilimitadas.
  • Desventajas: Dificultad de configuración. Conocimientos técnicos imprescindibles.

Servidores Cloud

Los Servidores Cloud consisten en máquinas virtuales completamente independientes, por lo que ofrecen a los clientes la posibilidad configurarlos a su gusto y necesidades. La diferencia es que los Servidores Cloud «no existen» en un único ordenador físico determinado, sino en los diferentes recursos de computación del Centro de Datos del proveedor Cloud. De manera transparente, asigna los recursos según  convenga, asegurando siempre la mayor disponibilidad. Al no estar vinculados a una única máquina física se caracterizan por  su capacidad de aumentar o disminuir la cantidad de recursos disponible, ofreciendo mayor o menor rendimiento en función de las necesidades cambiantes de los proyectos, muy fácilmente y sin tiempos de indisponibilidad.

Un Servidor Cloud es ideal para proyectos medianos o grandes donde se desea una alta disponibilidad, así como cuando las necesidades de recursos pueden ser variables, ya que permite ajustar el presupuesto del servidor en cada etapa o instante distinto.

  • Ventajas: Elasticidad. Fiabilidad. Independencia del servidor. Posibilidades de configuración ilimitadas. Es posible ajustar al máximo la inversión con respecto a los recursos que necesitamos.
  • Desventajas: En proyectos con requerimientos muy concretos (IoT o aplicativos de SAP HANA, por ejemplo), puede resultar recomendable reforzar la flexibilidad de los  Servidores Cloud con Servidores Dedicados, desplegando soluciones de Cloud Híbrido.

En resumen, cualquiera de las opciones de alojamiento son valorables. Sencillamente, sus distintas cracterísticas pueden hacerlos más o menos adecuados dependiendo del proyecto. En general, para proyectos pequeños sin muchas necesidades de personalización (la mayoría), será suficiente con el hosting tradicional. En el momento que las necesidades de configuración aumentan, hay que pasar a cualquier otra de las alternativas,  que requieren un grado mayor de conocimientos para poderlas utilizar. Servidores Dedicados y Cloud son las opciones más avanzadas, estupendas para proyectos de cierta complejidad.

Si todavía tienes dudas, te recomendamos consultar los siguientes artículos, en los que enfrentábamos las diferentes opciones: ¿VPS o Servidor Dedicado?¿Servidor Cloud o VPS?  y ¿Servidor Cloud o Dedicado?