Casi 2.000 candidatos para los nuevos dominios

La organización que gestiona el sistema de dominios en Internet, ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), ha publicado las 1.930 solicitudes candidatas para convertirse en nuevos  dominios, tras la reforma que permitirá registrar nombres en Internet,  más allá de los clásicos .com, .net, .es…

Entre las peticiones, destacan 15  de distintas firmas españolas y el elevado número de propuestas solicitadas por algunas empresas tecnológicas.


Este nuevo sistema de nombres de dominio, cuya primera propuesta se remonta a 2008, ha empezado a cristalizar con la publicación de una primera oleada de peticiones de nuevos dominios, publicada por la ICANN. En esta lista,  destacan empresas, grupos de interés y entidades e instituciones públicas que quieren contar con su propio nombre en Internet.

En total han sido 1.930 peticiones candidatas a convertirse en nuevos dominios. La mayor parte de los nuevos gTLD (generic Top Level Domain) que aparecen en la lista proceden de Estados Unidos y Europa, desde donde se han hecho 911 y 675 registros respectivamente. Las peticiones que provienen de Asia y el área del Pacífico son 303.

Desde ICANN se subraya que las peticiones estarán sujetas a las objeciones que se puedan presentar durante un periodo determinado. A través de un sistema de verificación y evaluación “objetivo e independiente” se decidirá si las solicitudes pueden seguir su curso y convertirse en dominios.

Este proceso de verificación de dominios tiene lugar con el objetivo de evitar situaciones de intereses encontrados y lesión de derechos sobre una marca. Uno de los principales motivos por los que las grandes compañías van a adquirir las extensiones con su nombre es para evitar que cualquier otro se haga con ellos.

Hay otros nombres, en cambio, que no son marcas sino que hacen referencia a instituciones, como la Generalitat de Catalunya, que ha solicitado ‘.catalonia’, o la Liga Árabe, que pidió ‘.arab’, o zonas geográficas, como la región de Aquitania, en Francia, que ha quiere ‘.aquitania’. El CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, también ha pedido su propio dominio, con sus siglas.

También existen términos muy genéricos que pueden dar lugar a disputas y algunas peticiones curiosas u originales. Por ejemplo, el dominio ‘.ceo’, que parece querer aglutinar a los máximos directivos  de las empresas (por CEO, Chief Executive Officer) bajo una misma extensión en Internet.