Dile “¡Sí, quiero!” al nuevo dominio .wedding

ngtld_wedding_s¿Sabías que más de 150.000 parejas se casan cada año en España? Las bodas mueven muchísimo dinero: por ejemplo, una boda de unos 100 invitados cuesta de media unos 16.000€. En total, suponen 3.600 millones de euros al año y generan más de 87.000 puestos de trabajo.

Parece fácil hacer negocio en este contexto, pero la realidad es que la competencia es feroz. Y, como sucede en todos los sectores tan competitivos, la diferenciación del negocio es una de las mejores garantías de éxito. Algo que podemos empezar a hacer desde nuestra página web. Por ejemplo, eligiendo un dominio como el nuevo .wedding (boda), que atraiga la atención de unos novios que buscan respuestas a innumerables preguntas y necesidades que tienen en los preparativos.

Aunque las partidas más grandes del gasto se lo llevan el banquete y la luna de miel, el “viaje” de los novios comienza mucho antes de la propia boda, con la pedida de mano. Por ejemplo, con la compra de un bonito anillo de compromiso, una actividad vinculada a negocios o comercios que pueden usar el nuevo dominio .wedding con buenos resultados.

Bodas y búsqueda de información

En líneas generales, aunque la mayoría de las bodas se concentran en unos meses, las decisiones se toman meses o incluso años antes. Y una vez decidida la fecha, la búsqueda de inspiración para conseguir la celebración perfecta es constante e intensa. Y, como era de esperar, una de las principales fuentes de información es Internet, además de amigos y familiares.

La lista de negocios relacionados con las bodas es casi inagotable: restaurantes, hoteles, salones, tiendas de vestidos o alquiler de trajes para novios e invitados, diseñadores e imprentas para las invitaciones, fotógrafos, realizadores de vídeo, compra y venta de vestidos de segunda mano, wedding planners, música para la ceremonia y el baile, agencias de viaje…   Hasta es habitual que los novios creen una web propia sobre su boda con información para los invitados. ¡Nada mejor que hacerlo con la nueva extensión .wedding!

Es importante tener en cuenta que, para la mayoría de parejas, esta es la primera vez que organizan algo así y quieren seleccionar lo mejor, pero no cuentan con experiencia previa. Ponérselo fácil y entrarles por los ojos es clave a la hora de convertir una visita en un cliente. ¿Por qué no empezar con un dominio atractivo, que contribuya a diferenciarnos y a que se decanten por nuestra oferta?

Díselo con .flowers (flores)

¿Qué sería de una boda sin flores? ¿Y sin el ramo de la novia?. El nuevo dominio .flowers es perfecto para negocios centrados específicamente en su importación, venta y distribución. Otra opción, a la hora de elegir estratégicamente el dominio de nuestro negocio es buscar uno aún más concreto: .photos (fotos), .diamonds (diamantes), .events (eventos) o .catering son otras muy buenas elecciones para empresas de este tipo.

Todos estos nuevos dominios contribuyen a atraer consumidores, convertirlos en clientes y mejorar la experiencia del usuario, identificando claramente cada proyecto web con el sector en el que desarrollan su actividad.