Los deportes minoritarios ya pueden destacar en Internet con su propio dominio

ngtld_yoga_sEn España, el deporte mayoritario es, sin lugar a dudas, el fútbol, que acapara la mayor parte de las licencias federativas: 855.000, según datos del INE.  Pero no sólo los deportes de masas pueden diferenciarse en la Red con su propio dominio, como sucede con el .futbol; también las prácticas deportivas no tan populares.

Gracias a la liberalización de los dominios, los aficionados al yoga y al cricket cuentan con sus propias extensiones en Internet desde esta misma semana. Y no son los únicos. A lo largo de este proceso, también contaremos con dominios como .bike, para aficionados al ciclismo, .fish y .fishing para la pesca, .golf.hockey, .surf, .ski, etc.

El .cricket es la nueva extensión para los aficionados a este deporte que, aunque no cuenta con mucha tradición en España, es seguido por miles de millones de personas en todo el mundo, especialmente en los países asiáticos.

Más utilizado en España será el nuevo dominio .yoga. La implantación de este milenario ejercicio atraviesa actualmente uno de sus mejores momentos. Son muchas las modalidades que se pueden practicar, como el Hatha, la manera más clásica de practicar los asanas y pranayamas (formas de respiración); el acroyoga, una mezcla entre yoga, masaje tailandés y acrobacias; o el Bikram Yoga, uno de los que más éxito está teniendo en los últimos años y que se practica en una sala 42 grados de temperatura.

A estas extensiones, hay que añadir nuevas opciones en la lista de los denominados “geodominios”, vinculados a zonas geográficas y los más demandados por los usuarios, como el .la que coincide con las siglas de la ciudad estadounidense de Los Ángeles, y el .asia. Además, todos aquellos que desean organizar por Internet sus celebraciones como cumpleaños, aniversarios o fiestas, podrán optar desde ahora por una terminación .party para su página web.

En la página web de arsys, puedes consultar la lista completa de nuevas terminaciones disponibles para configurar el nombre de tu dominio, además de encontrar entre los cientos de nuevas posibilidades la que mejor se adapta a tu página web.