Un paso más para las nuevas extensiones de Internet

Esta semana se está celebrando en Cartagena de Indias (Colombia) la XXXIX reunión de ICANN, la máxima  autoridad internacional en materia de dominios. En esta edición, los profesionales del sector han tratado aspectos como la adopción de IPV6 y la progresiva  introducción de las nuevas extensiones de nombres de dominio.

Respecto a las nuevas extensiones, algunos expertos calculan que esta nueva normativa multiplicará exponencialmente el número de nombres en Internet, que pasará de las veinte extensiones actuales a varios centenares. No obstante, en esta reunión se ha profundizado en la necesidad de que cualquier nueva extensión cubra necesidades específicas y reales de la comunidad de usuarios a la que quiere representar en Internet.

Esta nueva normativa está abierta a cualquier tipo de propuesta, pero los candidatos deberán cumplir una serie de requisitos económicos, técnicos y legales que constituirán un filtro para descartar muchas de las propuestas barajadas inicialmente.

Sin embargo,  ya no hay marcha atrás en este proceso: a partir  de mayo  de 2011 se podrán presentar las candidaturas y, durante un periodo de tiempo, las propuestas se analizarán cuidadosamente antes de su aprobación definitiva.

En este análisis se tendrán en cuenta diversos aspectos:

  • Económicos. Cada propuesta presentada tendrá un coste de 185.000$, además de una cuota anual de 25.000$ y de 0,20$ por dominio registrado y renovado.
  • Técnicos. Las candidaturas deberán contar con solvencia tecnológica para garantizar el sistema de registro, la resolución de DNS y la base de datos Whois de cada extensión, por citar sólo algunos ejemplos de la infraestructura necesaria.
  • Legales. Antes de aprobar una nueva extensión, se deberá garantizar que no haya incompatibilidades legales ante cuestiones como una posible coincidencia en el nombre solicitado.

En definitiva, cualquier colectivo podrá presentar su propuesta para identificarse en Internet con su propio dominio, pero el proceso será más ordenado y restringido de lo que pueda parecer en un principio.