No te pases de transferencia: aprovecha los recursos gratuitos que te ofrece Internet

Hoy en día, los servicios multimedia (imágenes, vídeo, sonido) son algo habitual en Internet. Quién más y quién menos, utiliza Youtube para colgar algún vídeo doméstico y compartirlo con sus amigos y familiares, o publica las imágenes de su último viaje, geolocalizadas, en Flickr.

Pues bien, esto que comentamos, es algo no sólo interesante para el usuario personal que no tiene sitio web propio, sino también para quien sí dispone de dominio propio con su espacio web. 
Pero te preguntarás… ¿por qué alguien que tiene su sitio web en Internet con su nombre de dominio no puede colgar sus fotos o vídeos dentro de su propio espacio web?

Realmente sí que puede, pero que quizás le resulte más "rentable" no hacerlo, o aprovecharse de la gratuidad de recursos como Youtube o Flickr para incluir sus archivos multimedia en estos sitios gratuitos y enlazarlos desde su propio sitio web. ¿Por qué es más rentable? ¿Qué gana entonces el propietario de un sitio web haciendo esto?

La respuesta es algo que muchos usuarios de sitios web desconocen, pero que acaban conociendo demasiado tarde, cuando su sitio ha superado la transferencia permitida y, o bien, le cortan el servicio web, o se ve obligado a pagar un extra no esperado por el consumo producido.

¿Qué es entonces lo que pasa?

Cada vez que un usuario visita una página web, el servidor envía toda la información de la página web al navegador del usuario (el contenido de la página HTML: texto, imágenes, vídeos, etc.). Toda esa información ocupa cierto volumen de transferencia (la suma de lo que ocupa todo el contenido de la página: texto + imágenes + vídeos + otros archivos). Y claro, cuantas más personas vean nuestro sitio, algo que es reflejo del éxito de nuestra web, más transferencia se consume.

Lo que ocurre entonces es que, si conseguimos que muchos visitantes vean nuestra web, hemos logrado nuestro objetivo de tener cuantas más visitas mejor, pero podemos vernos con el problema de que consumamos más transferencia que la que incluía nuestro hosting… En estos casos, siempre hay opción de convertir nuestro hosting a otro hosting de nivel superior (más caro, pero con más recursos de transferencia) lo que suele ser la opción más "barata" a corto plazo.

Sin embargo, si tenemos en cuenta que lo que más "pesa" en la web son las imágenes y sobre todo los vídeos, siempre podemos adelantarnos y aprovechar precisamente la gratuidad de sitios como Youtube o Flickr para ubicar nuestros archivos multimedia. Además, en estos sitios se nos ofrece normalmente un código especial para ponerlo en nuestra propia web de modo que enlacemos de forma "incrustada" a dichos archivos externos, como si estuvieran en nuestra propia web.
De este modo eliminamos la transferencia de los archivos más pesados, con lo que nos ahorramos toda su transferencia en nuestro sitio.

Así que ya sabes. Utiliza los recursos gratuitos que te da Internet y disfruta de tu hosting sin sorpresas.