Aumenta la complejidad de los Centros de Datos

Cada vez más empresas y organizaciones confían en los Servicios en la Nube para migrar sus cargas de trabajo y disfrutar de soluciones eficientes, seguras y con costes reducidos, en comparación con  la opción de disponer y gestionar un Centros de Datos propio. Sin embargo, si vemos la foto global, nos daremos cuenta de que los Centros de Datos son cada vez más complejos.

De hecho, siguen ejecutando la mayoría de las cargas de trabajo a pesar de las promesas de simplicidad de implementación a través de la automatización y la infraestructura hiperconvergente (HCI), según el Uptime Institute. Los resultados de su encuesta revelan que el sector de los Centros de Datos es grande, diverso, complejo y se adapta al cambio de muchas maneras. Afirman que la industria está abierta a adoptar nuevos enfoques y tecnologías, pero que lo hace con cautela. Han encontrado las principales preocupaciones del sector, resumidas en estos tres puntos:

  • Muchas de las organizaciones expresaron preocupación por la falta de visibilidad en el diseño y las operaciones de los servicios de Nube Pública, servicios de los que podrían ser dependientes en algún momento. Por esta razón, la adopción de la Nube Pública se ha resentido a favor de los entornos basados en la Nube Híbrida o en la Privada.
  • Aún se aprecia una cierta dependencia de los grandes Centros de Datos en muchas grandes organizaciones. Esto representa la mitad de todas las cargas de trabajo de TI en la actualidad. La tendencia no parece que se pueda revertir fácilmente en un futuro próximo; muchos de los encuestados apuestan por administrar sus propios Centros de Datos, aunque se apoyen en la Nube de los proveedores para proyectos concretos.
  • Un tercio de los encuestados sufrió algún tipo de interrupción del servicio en el último año. Es otra de las grandes preocupaciones de las empresas, ya que estas interrupciones pueden acarrear consecuencias económicas.

Existen otras preocupaciones que se tratan también en este informe anual, como los crecientes requisitos en cuanto a energía o necesidades de refrigeración a los que se enfrentan las instalaciones. El auge de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning (por no hablar de las aplicaciones de lenguaje natural que están por venir) supone un aumento de la exigencia de computación y, por lo tanto, aumentan los esfuerzo que tenemos que destinos a estas áreas.

No es de extrañar que, cada vez más, haya empresas que confíen en soluciones como AIaaS, es decir, servicios que permiten implementar ciertos grados de automatización, como el procesado y análisis de llamadas de clientes para mejorar procesos; o que permiten analizar grandes cantidades de datos. Para muchas empresas, disponer de la infraestructura necesaria para realizar estas operaciones in-house es prohibitivo.

Otro problema que está lejos de ser trivial es que, en general, falta personal cualificado. Según los resultados de la encuesta mencionada, el 61% de los encuestados afirmó tener dificultades para retener o reclutar personal. En comparación con el 55% del año anterior, podemos intuir cierta dificultad en igualar la oferta con la demanda en cuestiones de necesidades de personal. Es algo cada vez más frecuente en lo que se refiere a las nuevas tendencias, como sucede con la demanda de profesionales expertos en Big Data.

La Nube, la solución

Parece curioso que, conociendo todos los problemas mencionados anteriormente, siga existiendo cierta resistencia a migrar definitivamente a la Nube. Si, además, sumamos otras preocupaciones de las empresas como los apagones (un 10% de los encuestados dijo que el apagón más significativo tuvo un impacto superior al millón de dólares), más justificado todavía.

Confiar en los Servidores Cloud puede eliminar por completo todos los problemas mencionados, como vimos en ¿Por qué debería mover mi negocio a la Nube?. Por un lado, detrás del servicio existen profesionales expertos que proporcionan el respaldo y la confianza necesaria para llevar a cabo una migración sin fisuras, ni problemas. Las necesidades de personal en la empresa, cuando se confía en un proveedor, se reducen a la mínima expresión.

No se hace necesario adquirir infraestructura ni, por supuesto, hacer frente en solitario al presumible incremento en la factura eléctrica, ni a las necesidades específicas de refrigeración. De todo eso se encarga el proveedor del servicio.

Otra preocupación menos que tendremos al confiar en un buen proveedor de Servicios en la Nube es la eficiencia energética. Mientras que, según el estudio mencionado, el PUE promedio en 2019 es de 1,69, gracias a la Inteligencia Artificial aplicada a los diferentes sistemas de monitorización y control de las salas técnicas, Arsys espera alcanzar un PUE de 1,25 en su principal Centro de Datos.