Campañas Online: Envíos masivos sin incurrir en spam


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

A través de los servicios “Campañas Online” y “Reseller Campañas Online” ofrecidos por arsys.es, nuestros clientes pueden realizar sus propias campañas de Marketing en Internet a través de una herramienta que permite el envío de e-mails y de mensajes de texto a móviles (SMS) a una multitud de destinatarios.

En la práctica, la mala utilización de este tipo de envíos masivos está estrechamente relacionada con el spam, conducta que arsys.es condena y considera ilícita en el uso de sus productos y servicios.

A través de las siguientes líneas, pretendemos exponer brevemente en qué consiste el spam, su problemática y cómo evitar su realización.

¿Qué es el spam?

El spam es una práctica ilícita que consiste en el envío masivo de mensajes, generalmente de carácter publicitario o comercial, no solicitados por sus destinatarios. El medio más habitual en el que se realiza es el correo electrónico, aunque también tiene lugar a través de otras vías como los mensajes de texto a móviles (SMS), mensajes publicados en foros, etc.

El spam constituye actualmente un verdadero problema a nivel internacional, perjudicando a todos los usuarios de Internet, ya que conlleva un consumo excesivo e innecesario de recursos, saturación de servidores, pérdida de tiempo, realización de prácticas fraudulentas como el phishing, etc.

La legislación vigente prohíbe la realización de spam y establece importantes sanciones a sus autores.

En este sentido, la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI) prohíbe el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico, u otro medio de comunicación electrónica equivalente, que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por sus destinatarios.

Esta prohibición sólo tiene una excepción: no tendrá lugar cuando exista una relación contractual previa entre el remitente y el destinatario, siempre que el prestador del servicio hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa o que sean similares a los contratados inicialmente.

Por otra parte, la Ley Orgánica de Protección de Datos (en adelante, LOPD) establece que la práctica del spam implica una vulneración del derecho a la intimidad, ya que se ven afectados datos de carácter personal como las direcciones de correo electrónico, constituyendo un incumplimiento de la legislación vigente en esta materia.

El consentimiento previo de los destinatarios

Un elemento esencial a la hora de determinar la existencia de spam es si la persona que recibe la comunicación con información comercial o publicitaria ha prestado previamente o no su consentimiento para que se le envíe esa información.

El destinatario debe haber manifestado previamente tal consentimiento, siendo la única excepción la que antes citábamos: los envíos realizados en base a una relación contractual previa en la que se hubieran obtenido lícitamente los datos y se remitiera información comercial sobre productos o servicios similares a los contratados.

Por tanto, todos los usuarios que realicen envíos de comunicaciones comerciales a una multitud de destinatarios deberán comprobar que todos y cada uno de ellos han autorizado que se les envíe dicha información.

La LOPD y los derechos de los usuarios

En la práctica del spam se utiliza de forma ilícita información que la LOPD califica de datos de carácter personal como la dirección de correo electrónico.

La persona que realiza envíos a una multitud de destinatarios con el fin de remitirles información comercial o publicitaria, debe tener en cuenta las obligaciones que la vigente LOPD establece sobre la recogida, conservación, tratamiento, etc. de datos personales.

Deben tenerse especialmente en cuenta los derechos que los ciudadanos tienen sobre sus datos de carácter personal, tales como:

  • Derecho a solicitar y obtener, de forma gratuita, información de sus datos de carácter personal, del origen de los mismos y de la finalidad con la que se utilizan.
  • Derecho a solicitar la rectificación de sus datos de carácter personal.
  • Derecho a solicitar la cancelación de dichos datos, con el fin de que estos sean borrados de la base de datos de quien le remite comunicaciones comerciales o publicidad.

Este último derecho es fundamental a la hora de evitar la realización de spam, ya que si un ciudadano ha solicitado que sus datos personales sean borrados de una base de datos utilizada para enviar comunicaciones comerciales, el titular de la misma deberá acceder a tal solicitud, no pudiendo a partir de entonces remitir nuevas comunicaciones a esta persona. De lo contrario estaría infringiendo la LOPD y los envíos que se realizaran a quien ha ejercido su derecho de cancelación serían considerados spam.

Por tanto, las bases de datos utilizadas por quienes realicen este tipo de envíos, deben estar permanentemente actualizadas, de forma que se cuente con el consentimiento de todos los contactos para recibir los envíos, y se eliminen los datos de todo aquel que haya ejercitado su derecho de cancelación conforme a lo dispuesto en la LOPD.

Además, el titular de dichas bases de datos deberá tener en cuenta las obligaciones legales, previstas por la LOPD, que pudieran afectarle.

Las Listas Robinson

El servicio de Listas Robinson es un servicio de exclusión publicitaria a través del cual se pretende reducir la utilización de publicidad no deseada. Es gestionado por la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo, basándose en la normativa vigente sobre protección de datos de carácter personal.

Su funcionamiento consiste esencialmente en que cualquier persona que desee evitar recibir publicidad no deseada de empresas con las que no mantenga o haya mantenido información comercial, puede solicitar su inscripción en esta lista. De esta forma, las empresas y entidades que utilicen este servicio se comprometen a consultar dicha Lista, en los casos previstos en su normativa correspondiente, antes de enviar publicidad por correo postal, llamadas telefónicas, SMS y e-mails para evitar realizar tales envíos a quienes se encuentren inscritos en la misma.

Puede encontrar más información en la siguiente URL: www.listarobinson.es/default.asp

Consejos para evitar la realización de spam

  • Asegúrese de que cuenta con el consentimiento de todos los destinatarios a la hora de remitirles información comercial o publicidad.
  • Adopte en sus bases de datos las obligaciones establecidas en la normativa vigente sobre protección de datos de carácter personal.
  • Mantenga actualizadas las bases de datos de sus contactos, teniendo en cuenta en todo momento las solicitudes de cancelación, modificación y los demás derechos que la LOPD reconoce a los ciudadanos.
  • Consulte el servicio de Listas Robinson antes de realizar los envíos.

Enlaces de interés


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+