El contexto en los envíos de Email Marketing

— ¡Buenos días!

— ¡Buenas tardes!

Así comenzaban los celebérrimos Diálogos para besugos de Armando Matías Guiu en las páginas de los tebeos de Bruguera. Ese absurdo comienzo está bien para un chiste, pero cuando se trata de una campaña de Email Marketing, cuanto más logremos personalizar el mensaje y adecuarlo a lo que el destinatario espera, más éxito tendremos con el envío.

emailmarketing

Para ello, tenemos varias opciones que son muy sencillas de manejar y con las que podemos mejorar significativamente la efectividad de nuestras newsletters y correos comerciales.

  • Personalización del mensaje
  • Segmentación geográfica
  • Fecha/hora de envío

Personalización del mensaje

Haz todo lo posible porque el destinatario se sienta directamente interpelado por el correo que recibe. Es importante recoger información del usuario, siempre con su permiso, para poder utilizarla en tus envíos.

La forma más simple es empezar el email utilizando el nombre del destinatario. Simple y efectivo.

Si dispones de información adicional para poder personalizar aun más el contenido del email (“el circo llega hoy a tu ciudad” vs “el circo llega a hoy, 8 de julio, a Burgos”) utilízala, es una forma de acercar tu mensaje al destinatario.

Segmentación geográfica

Normalmente la geográfica es uno de los principales elementos de segmentación. Acierta en el tiro y no mandes ofertas de Teruel a gente de Granada.

Para ello, tienes que depurar tu base de datos con información geográfica. Si eres capaz de obtener información a nivel de código postal, mejor que a nivel de comunidad autónoma, aunque todo va a depender del uso que le vayas a dar.

La segmentación geográfica es la más evidente y la más utilizada, pero ten en cuenta que puedes realizar envíos diferenciados en base a cualquier información que dispongas en la base de datos.

Puedes enviar correos completamente diferentes en base a los rangos de edad del destinatario, dónde ha vivido, cómo ha conocido tu tienda/… y cualquier elemento que consideres interesante y que pueda servir para diferenciar el envío y mejorar la tasa de conversión.

Fecha y hora del envío

Es muy complicado (casi imposible) saber cuándo va una persona a recibir un correo e imposible saber cuando lo va a leer, pero es interesante ser consciente de que hay fechas y horas del día mejores que otras para enviar un email.

Realmente no hay una única hora o día bueno para realizar el envío. Depende del tipo de destinatarios que tengas y de la información que envíes, así que, hay que revisar los envíos con una temática concreta y que se han enviado a destinatarios similares. Haz pruebas y analízalas, puede que te lleves alguna sorpresa.

Repasa el artículo “Cómo mejorar las aperturas y clics en tus campañas de Email Marketing” para sacar alguna idea adicional que te permita aumentar la conversión en tus envíos.