Cómo mejorar la tasa de entrega en las campañas de Email Marketing


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

A la hora de realizar una campaña de Email Marketing, una de las primeras cosas que tienes que tener en cuenta es, lógicamente, que tus correos lleguen a la bandeja de entrada de los receptores. Parece fácil, ¿verdad? Le doy a “Enviar” y listo, ya está en el correo del destinatario.

La realidad es que conseguir que un mensaje llegue a los destinatarios no es tan fácil como pueda parecer, como explicamos en este artículo.

emailmarketing

De entrada, vamos a poner nombre (inexistente, no lo busquéis en la RAE):

Entregabilidad

1. f. Cualidad de entregable

2. f. Conjunto de técnicas utilizadas para garantizar que el correo electrónico llegue a su destinatario con éxito.

Ya le hemos bautizado, ya tiene nombre… Y, como dicen los filósofos, todo lo que tiene nombre existe. Y al ser técnicas, también las podemos aprender y aplicar.

Evita ser considerado spam

Por ley, todos los envíos de Email Marketing tienen que dar la opción de darse de baja y de enviar una queja. Ese envío de queja, entre otras cosas, es lo que hace que un mail pueda ser considerado como spam.

Para evitarlo, solo hay que seguir unas normas básicas:

  • Incluye información de contacto, incluida información física (dirección, teléfono…) en los pies de página de tus envíos
  • Siempre da la opción al destinatario de darse de baja de la newsletter
  • Utiliza información real y directa en el remitente y en el asunto
  • Personaliza el mail al destinatario con información que te haya proporcionado de forma consciente
  • Indica cómo has obtenido la dirección de email. El envío debe ser consentido por el destinatario. Evita la compra de bases de datos externas
  • Gestiona la frecuencia del envío. No inundes los buzones destinatarios con tus comunicaciones.

Emails rebotados…

Básicamente, un email rebotado es el que no llega al destinatario… porque el destinatario no existe.

Los emails rebotados (hard bounce) pueden ser debido a que estos son inválidos u obsoletos. Si la cantidad de emails rebotados supera un umbral específico, los proveedores bloquearán los emails y no se entrega a los destinatarios. ¿Sabías que una buena campaña de email marketing tiene menos de un 1% de emails rebotados?

Para reducir los rebotes:

  • Mantén la lista de suscriptores actualizada. Comprueba que los emails existen o al menos que están escritos correctamente
  • Utiliza mails de confirmación (doble opt-in). Son los típicos correos de “Confirma tu email para finalizar la suscripción a la newsletter”
  • Incluye la opción de actualizar los datos al propio destinatario

El mail ya está en la bandeja de entrada. ¿Y ahora…?

Ya hemos hecho la parte más “sencilla” del envío: conseguir que llegue a la bandeja de entrada del destinatario.

Ahora hay que conseguir que lo abra y conseguir que pinche en algún enlace… pero eso lo contaremos en otro artículo.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+