¿Qué aspectos legales debo conocer antes de lanzar una página web?

legalExactamente igual que hacemos en la vida real, cuando tenemos en cuenta la legislación vigente al poner en marcha nuestra empresa o lanzar un producto nuevo, tenemos que ser conscientes de qué normativa  puede afectar a nuestra actividad en Internet.

Pero no es necesario llevarse las manos a la cabeza, ni tampoco es obligatorio acudir a un asesor legal: su cumplimiento es más sencillo de lo que pueda parecer.

De entre todas las normativas que pueden afectar a una página web, es preciso prestar especial atención a la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE) y a la Ley de Protección de Datos de carácter personal (LOPD). Además, también existen otras regulaciones sobre la defensa de los consumidores, el comercio minorista, la propiedad intelectual…

Uno de los aspectos más importantes de la LSSICE es  algo tan sencillo como ser conscientes de que toda empresa tiene unos datos identificativos que deben constar en una página web: nombre o denominación social, número de identificación fiscal, datos de inscripción en el Registro Mercantil, medios de contacto, datos correspondientes a nuestra profesión, referencias a precios e impuestos, actividad…

Por supuesto, cuanta más información demos de nuestro negocio en nuestra página web, más confianza generaremos en los usuarios.  Especialmente si comercializamos nuestros servicios a través de Internet.

Por otro lado, también debemos ser conscientes de que la recogida y tratamiento de datos de carácter personal (nombre y apellidos, DNI, dirección postal, etc.) debe realizarse siempre recabando el consentimiento del cliente y cumpliendo con lo establecido en la LOPD y su normativa de desarrollo. Por tanto, debe tenerse en cuenta la protección de datos de carácter personal de los usuarios de su página web.

Asimismo, es preciso cumplir con lo establecido en la normativa vigente en materia de consumidores y usuarios, con el fin de respetar los derechos de éstos.

Otro aspecto importante es ser consciente de que se deben respetar los derechos de propiedad intelectual e industrial de terceras partes. Una autorización previa al  incluir logotipos, firmas o marcas de terceros (fotografías, escritos, vídeos, etc.) respetando sus indicaciones será suficiente para tratar debidamente un material susceptible de este tipo de derechos.

Para conocer más aspectos legales que debemos tener en cuenta antes de lanzar una web, visita el documento de Consejos legales que puedes encontrar en nuestra Academia webmaker.