¿Qué gestor de contenidos gratuito elegir?

La elección del gestor de contenidos (CMS) de nuestra página web depende de las necesidades que tengamos, pero tenemos que ser conscientes de que, dependiendo de la opción seleccionada, el CMS puede ser la solución a todos nuestros problemas… ¡O un quebradero de cabeza más!

En esta ocasión, nos centraremos en las opciones de licencia gratuita que podemos personalizar según nuestras necesidades y con ciertos conocimientos técnicos. Para los usuarios que no quieran estar pendientes de eso, siempre es posible elegir soluciones de creación web más fáciles de mantener, como Webmaker, Tiendas Online o Mobile web.

Valorar si es necesario un CMS

Lo primero que hay que analizar es si realmente necesito un CMS, porque si, por ejemplo, la página es pequeña (5 páginas máximo) y  no se va a editar su contenido con frecuencia, podríamos realizar la página manualmente, siempre que tengamos algunos conocimientos técnicos. Para ello, podemos utilizar diferentes programas, como los que vimos en el artículo Repasamos los mejores editores de HTML e IDE.

Otra solución sería elegir un framework para desarrollo. O lo que es lo mismo, un paquete de librerías y una definición de arquitectura que nos haga el trabajo más fácil para obtener un buen resultado final. La diferencia entre elegir un CMS o un framework radica principalmente en que los CMS tienen una estructura común, y aunque existen miles de plantillas, se podría perder la exclusividad del proyecto. En un CMS puedes también crear fácilmente tiendas o catálogos, pero el framework se adapta mejor a aplicaciones de gestión que pueden dotar de mayor funcionalidad a tu sitio y una mejor integración con aplicativos de negocio.

Principales características de los CMS

Veamos un resumen de las características de los CMS más utilizados y aunque no nos centraremos demasiado en sus funcionalidades para no extendernos, sí  subrayaremos los puntos  que pueden ayudarnos a seleccionar uno u otro:

  • WordPress. Comenzamos con WordPress porque es, sin duda, el rey de los CMS y el más utilizado en todo el mundo. Es el más sencillo, tanto para desarrolladores como para los administradores del sitio o los editores. Aunque sea el más usado no quiere decir que sea el mejor, pues la calidad del código y arquitectura no es la ideal. A pesar de ello, se adapta a todo tipo de proyectos. Además, siempre podemos elegir un plan de hosting optimizado para WordPress, que nos facilitará las principales tareas de instalación.
  • Joomla! Es más complicado de usar que WordPress, pero más completo en su instalación básica. Podemos crear sitios más complejos y es un software con más carácter, aunque no respeta la compatibilidad hacia atrás. Aunque esto es bueno, porque el software puede crecer en calidad más fácilmente, también produce muchos problemas cuando toca actualizar.
  • Drupal. De los tres que llevamos sería claro vencedor en cuanto a la calidad del CMS y de su código. Sin embargo, aunque goza de respeto en la comunidad, es el menos usado. Desde hace unos años, utiliza Symphony  como motor, un potente framework que busca simpatizantes, y su arquitectura es compatible con diferentes bases de datos. Si nuestro nivel como desarrolladores es alto y nos gusta el código de calidad, Drupal sin duda es una excelente opción.
  • DNN. Conocido en sus inicios como DotNetNuke, DNN usa como tecnología .NET, por lo que es recomendado para gente que se siente más cómodo con tecnologías de Microsoft. Sin compararlo con WordPress, DNN está también en un buen número de sitios.
  • Typo3. Basado en tecnologías PHP, compatible con varias bases de datos populares como PostgreSQL u Oracle, aparte cómo no, de MySQL. Su uso está extendido principalmente en Europa, con Alemania como principal consumidor y viene con muchas funciones de inicio. Al ser menos usado diríamos a su favor que tiene menos posibilidad de ataques.

CMS para venta online

Más allá de estos gestores de contenidos para facilitar la edición de páginas web basadas en textos e imágenes, también existen CMS especializados en comercio electrónico, que incorporan numerosas características para facilitar la venta online: categorías de productos, múltiples divisas, integración con formas de pago, programas de gratificación, etc.

Seguramente, los más conocidos y utilizados en este segmento sean Magento o PrestaShop. Aun así, las fronteras entre estos CMS para comercio electrónico y los anteriormente citados se está diluyendo cada vez más, ya que existen diferentes  plugins o extensiones que permiten personalizar  y ampliar las funcionalidades de cada una de estas plataformas mucho más allá de las que incluyen por defecto. El ejemplo más claro es WordPress, que nació para crear blogs y hoy se puede utilizar para prácticamente cualquier cosa, como podrás ver en la sección Plugins recomendados de este blog.

La mayoría de estos gestores de contenidos (y muchas más opciones) pueden desplegarse sobre Servidores Cloud de forma automática desde el Catálogo de Aplicaciones de Arsys.

Otros CMS más fáciles de utilizar

En estos gestores de contenido gratuitos, el usuario puede personalizar sus funcionalidades al máximo, para lo que se pueden  requerir ciertas nociones  de programación, y el usuario  también tiene que gestionar aspectos más o menos técnicos, como su seguridad o la instalación de plugins.

Ante un problema de seguridad en estos CMS,  la comunidad de software libre reacciona rápidamente publicando nuevas versiones que corrigen las vulnerabilidades detectadas, pero siempre es necesario actualizarlos y realizar tareas de mantenimiento.

Por ese motivo, una de las mejores opciones para crear una página web despreocupándose de todos estos aspectos técnicos es recurrir a soluciones de creación web, como Webmaker, Tiendas Online o Mobileweb, gestionadas por Arsys y que cuentan con Soporte Técnico 24/7.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *