Cómo determino el valor que aporta el Cloud a la empresa

Existe una diferencia muy clara entre «valor» y «precio». El precio es lo que pagamos por adquirir un bien, o un servicio. El valor es el rendimiento que sacamos a ese objeto o servicio con respecto a lo que nos ha costado.

Podemos comparar, por ejemplo, dos objetos que sirvan para un mismo fin. El objeto A cuesta 100 euros, mientras que el objeto B cuesta el doble. Ambos hacen exactamente lo mismo, pero el objeto A deja de funcionar a los dos años, mientras que el objeto B alarga la vida útil hasta los diez. Está claro que el objeto B es más barato que el A, aunque cueste el doble de partida.

El objeto B aporta más valor a una empresa, porque la inversión anual es mucho más baja (20 euros por año) que en el caso del objeto A (50 euros por año).

La panacea del Cloud Computing

En Arsys somos conscientes de todos los beneficios que aportan las soluciones Cloud a las empresas. Son muy numerosos y muy abultados cuando una empresa decide iniciar su digitalización y empieza a ver cómo la relación coste-beneficio se dispara al eliminar gran parte de sus costes (muchas veces elevados) asociados a los equipos que necesitaba tener para desarrollar la actividad.

Hemos hablado muchas veces de estos beneficios, aquí está el artículo en el que se resumen todos, y por eso no los repetiremos hoy. De lo que sí vamos a hablar es que el Cloud no es una panacea. No es una solución mágica, pero aporta grandes beneficios a partir de unos costes contenidos.

Las soluciones que el Cloud puede aportar a cada empresa varían de una a otra. Cada organización tiene su propio contexto y sus propias necesidades que han de ser detectadas y estudiadas. Cada proyecto de transformación digital es único y merece la pena dedicar un esfuerzo previo a la planificación estratégica. Esto hacemos en Arsys con nuestros clientes que deciden iniciar su proceso de transformación digital.

La conclusión a la que llegamos es que el valor de la solución de Cloud computing para cada caso depende completamente de la relación coste-beneficio, y que un aumento ilimitado en el coste no implica necesariamente un aumento proporcional en el beneficio. Si fuese al contrario, sí que sería la panacea.

El valor real de las infraestructuras Cloud

Determinar el valor de una solución no es nada que sea exclusivo de las infraestructuras Cloud. De hecho, cualquier inversión que se realice en una empresa debería pasar por el filtro del coste-beneficio. Además, este análisis debería efectuarse a lo largo del tiempo para entender si hay cambios, si hay que ampliar recursos o reducirlos.

El equilibrio que maximiza el coste-beneficio es muy inestable. Lo que hoy funciona, mañana puede quedarse corto, y pasado puede retroceder. Dicho de otro modo, los recursos y la infraestructura que ahora mismo aportan más beneficios en relación con su coste, en el futuro próximo podrían ser recursos malgastados, o bien ser insuficientes. Por eso es necesaria la reevaluación periódica. Además, hay tres claves fundamentales a tener en cuenta:

  1. La complejidad no es valor. Desplegar múltiples nubes por aprovechar los servicios de dos o más proveedores no es aportar valor en sí mismo, a menos que haya una cuidadosa justificación económica. Multiplicar los costes operativos de todos esos servicios tan heterogéneos no aporta más que complejidad, así que si no hay algo que aconseje esa estrategia, lo que estaremos es gestionando sistemas más costosos y difíciles de hacer seguros.
  2. Crear muchas configuraciones y soluciones de Cloud que técnicamente funcionan, pero que no están optimizadas en coste-beneficio es el error más común. Hay organizaciones que no optimizan previamente sus activos y que se lanzan hacia las soluciones más publicitadas y novedosas.
  3. Para finalizar, enlazando con el tema de los recursos malgastados, la mayoría de las empresas trabajan con presupuestos ajustados que han de adaptar a sus necesidades. Sobre todo, las pymes. Gastar más de lo necesario en servicios que no van a maximizar el retorno con buenos beneficios implica dejar de gastar en otros aspectos que quizás necesitamos más y que, de hecho, nos darían mayores beneficios.

En Arsys nos preocupamos de acompañar a nuestros clientes en el proceso de Transformación Digital, ofreciéndoles no solo las herramientas adecuadas, sino un asesoramiento constante y el apoyo de un nutrido grupo de profesionales que dan servicio las 24 horas. ¡Dar el paso a la digitalización es muy sencillo con nosotros!

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
GRATIS
Consigue tu backup ahora