¿Dónde y por qué VMware vSAN?

En el mundo actual, usuarios, clientes y empleados esperan tiempos de respuesta rápidos, casi inmediatos, en las aplicaciones que usan. En los centros de datos, uno de los principales factores de esta inmediatez es la infraestructura de almacenamiento de datos. Por eso, mejorar el rendimiento del almacenamiento es una prioridad para muchos CIOs.

Varios factores se entrelazan para afectar el rendimiento general del almacenamiento: IOPS (operaciones de entrada / salida por segundo), ancho de banda y latencia (asociado al medio y red de almacenamiento, pero también al software de almacenamiento y procesamiento de CPU que lo impulsa).

Si tradicionalmente la alternativa más habitual era la del IOPS, la llegada del almacenamiento flash, ha puesto en evidencia la importancia creciente de la latencia en las otras partes de la arquitectura. El uso de flash para el almacenamiento significa que el tiempo que se necesita para que los datos entren y salgan del medio de almacenamiento se mida ahora en microsegundos en lugar de milisegundos, lo que expone por primera vez la ineficiencia en el resto del ecosistema de almacenamiento.

Eliminar esta latencia o al menos reducirla a un coste mínimo, es fundamental ahora para que se logre un rendimiento óptimo del almacenamiento en su conjunto. Esto no significa necesariamente que el hardware deba diseñarse a medida para flash, pero sí que el software de almacenamiento es fundamental en la reducción de la latencia.

Razones para usar VMware vSAN

vSAN es el software de virtualización del almacenamiento empresarial de VMware que, combinado con VMware vSphere, permite gestionar los recursos informáticos y el almacenamiento a través de una única plataforma.

vSAN está embebido en vSphere. Ofrece I/O path más sencillo y eficiente, utiliza mínimamente los recursos de cómputo y Entrada/Salida (E/S), obtiene máquinas virtuales por nodo con un rendimiento consistente, ofrece integración y coherencia con las operaciones del hipervisor y una gestión unificada e integrada.

Con vSAN reducimos la complejidad y obtenemos flexibilidad. Al estar basado en software ofrece gran flexibilidad y es también fácil de escalar, actualizar y administrar. Por ejemplo, la gestión basada en políticas de almacenamiento permiten definir el nivel de protección y la calidad de servicio de cada aplicación / máquina virtual así como una gestión sencilla y escalable a nivel de hipervisor. Para incorporar y soportar nuevas funcionalidades o tecnologías basta una actualización de software.

La lógica de vSAN permite agregar los dispositivos de almacenamiento físico locales y crear un grupo de almacenamiento compartido entre todos los hosts de un mismo clúster vSAN. Este clúster puede:

  • Ser híbrido (formado por distintos dispositivos de almacenamiento).
  • Estar basado íntegramente en tecnología flash (a nivel de memoria caché y de capacidad).
  • Soportar los últimos avances en hardware como son las tecnologías de disco NVMe u Optane.

vSAN simplifica el diseño y operación del almacenamiento y elimina la necesidad de almacenamiento compartido externo (y eventualmente cabinas de almacenamiento). Además está pensado para la alta disponibilidad y, por consiguiente, se pueden definir distintos niveles de redundancia dentro de un Cluster (e incluso entre sedes). Ante el fallo de un host, vSAN mantiene la disponibilidad del dato con redundancias de hasta tres copias de cada Máquina Virtual.

Con vSAN también se reducen los costes asociados al almacenamiento tradicional. vSAN se ejecuta en servidores x86 que reducen los costes asociados al almacenamiento, en comparación con otras soluciones de almacenamiento tradicionales más rígidas, especializadas y propietarias. vSAN aporta una infraestructura eficiente con una mejor gestión de los costes que nos permite abordar retos crecientes cada año: el volumen de datos, que aumenta sin freno, implica un gasto importante en recursos de almacenamiento para IT.

Otra razón para favorecer el uso de vSAN es la dificultad para dimensionar correctamente los volúmenes de almacenamiento, lo que nos lleva a una infrautilización de los equipos y, por tanto, a ineficiencias. vSAN evita inversiones iniciales y soportes sobredimensionados, automatiza la recuperación de espacio, lo que reduce el uso de almacenamiento por parte de las aplicaciones, y libera recursos útiles, además de mejorar el rendimiento de las aplicaciones.

vSAN en Hiperconvergencia, nube híbrida, multicloud y Cloud Privado

En busca de la optimización, flexibilidad, escalabilidad y administración, cada vez más empresas virtualizan los elementos de sus Centros de Datos. Primero fue con el cómputo, después con el almacenamiento y más recientemente con la red. Los sistemas hiperconvergentes son la respuesta tecnológica de los distintos proveedores al reto anterior y su expresión resultante son el concepto de Centros de Datos Definidos por Software (en inglés SDDC).

Por otro lado, los servicios Cloud y sus ventajas son una tendencia en alza. La coexistencia creciente de estas soluciones entre un número creciente de proveedores de infraestructura y Cloud han dado lugar a nuevas definiciones de nube Híbrida y Multicloud, más interoperables y administrables para el cliente, y donde se pretende aunar los distintos entornos independientemente de su situación geográfica o de los proveedores que los componen (básicamente on-premise y cloud). En cierto modo, podríamos decir que nos enfrentamos ahora a la extensión del concepto de “virtualización” para incluir en el mismo a los proveedores de infraestructura como Servicio o Cloud.

Un plus adicional a esta unificación del On-premise y Cloud  son también aquellas soluciones que piensan en el futuro respetando el pasado ,y por ejemplo, permiten al cliente apalancar su “saber hacer” e inversiones en IT sin tener que renunciar a las mismas a la hora de considerar proveedores de Infraestructura como Servicio (IaaS) en entornos Híbridos o Multicloud.

VMware vSAN, junto con vSphere y NSX, forman parte de la infraestructura hiperconvergente (HCI) de VMware y ofrece todo aquello que necesitan los entornos de nube híbrida y Multicloud. La hiperconvergencia de VMware, como proveedor líder de virtualización, está ya muy presente en los entornos on-premise de los clientes, pero también es ideal para los servicios de Cloud Privados de nueva generación en proveedores de Infraestructura como Servicio y Cloud. Si a esto unimos la interoperabilidad y las herramientas existentes del maduro ecosistema VMware, nos encontramos ante una de las mejores opciones a considerar de Cloud Híbrida, Multicloud y Cloud Privado del mercado.