Cómo migrar con seguridad al Cloud en 8 pasos

Cada vez son más los negocios que se plantean la migración al Cloud de sus aplicaciones y sistemas. Las razones principales para dar este paso y emprender la transformación digital se alinean directamente con las principales ventajas de operar en la Nube.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, el ahorro de costes es notorio y tiene un enorme impacto en las Pymes, pero también otros aspectos como la flexibilidad, la capacidad de escala y la seguridad son decisivas para que las empresas den el salto hacia el Cloud. Veremos a continuación cómo migrar al Cloud con seguridad en 8 pasos.

1. Analizar las necesidades del negocio y los requisitos tecnológicos

Es, sin lugar a duda, el primer punto esencial para una checklist de migración al Cloud. Analizar los requisitos y procesos del negocio y cómo podría afectar esa migración al Cloud es esencial. Además, es necesario explorar si es necesario optimizar los procesos antes de la migración.

Por otro lado, hay que determinar qué impactos tendrá la migración a la Nube en el gobierno de datos, los protocolos de seguridad y los planes de recuperación ante desastres. Una revisión exhaustiva de las aplicaciones y la infraestructura es necesaria para evaluar cuales moveremos a la Nube.

2. ¿Cómo vamos a realizar la migración al Cloud?

En esencia, hay cuatro maneras de afrontar una migración al Cloud:

  1. Internamente, si el equipo de la empresa tiene las habilidades adecuadas, el tiempo suficiente para completar el proyecto y el acceso a la infraestructura necesaria.
  2. Con asesoramiento externo, contratando una empresa de TI para planificar la migración.
  3. Mediante ejecución externa, una mezcla de los dos puntos anteriores: se elabora la estrategia internamente y se planifica la transición, pero se ejecuta a través de un equipo externo.
  4. Outsorcing completo. En este caso, se externaliza el proceso completo. Los motivos pueden ser diversos, desde no disponer de experiencia o recursos, a no disponer de tiempo para afrontar una migración. En este punto es crucial contar con un partner adecuado que nos de confianza, la seguridad que aporta su experiencia y su capacidad de resolución.

3. Estimar los costes de la migración al Cloud

Los costes (y el ahorro en ellos) son uno de los principales puntos a favor del Cloud para cualquier empresa. Esto lo comentamos muchas veces, pero también argumentamos que ese ahorro de costes solo se justifica cuando la empresa puede hacer un uso eficiente de la Nube.

Por otro lado, es importante plantearse si el proyecto y los costes continuados son sostenibles a largo plazo en los presupuestos de la empresa. En ocasiones, puede ser interesante plantearse migraciones parciales o, tan solo, de aquellos elementos que consigan un mayor impacto en el desempeño de las funciones de la empresa, que ahorren más costes o que proporcionen mayor flexibilidad.

4. Evaluar y seleccionar un proveedor de Servicios Cloud

Llegados a este punto, es el momento de evaluar las diferentes opciones en cuanto a proveedores de Servicios en la Nube y seleccionar aquel que más se adapte a las necesidades específicas del proyecto y la empresa, al presupuesto y a la modalidad de migración que hayamos decidido. Te dejamos un enlace a nuestra infografía acerca de cómo seleccionar tu proveedor de IaaS, que seguro te será de utilidad.

5. ¿Nube Pública, Privada o Híbrida?

Sin duda, otro de los grandes temas a tener en cuenta para completar la migración más ventajosa para los objetivos de la empresa. Dedicamos un artículo completo a despejar las dudas que podrían surgir al plantearse el tipo de configuración de Cloud que podemos elegir, destacando las utilidades y ventajas de cada modelo. Por resumir:

  • Las Nubes Privadas son caras y son más indicadas para empresas grandes que necesitan almacenar datos sensibles de millones de clientes, por ejemplo.
  • La Nube Pública puede ser la primera opción cuando se trata de agilizar procesos a bajo coste y con buena seguridad.
  • La Nube Híbrida es la solución óptima en la mayor parte de los casos de uso más frecuentes.

6. Establecer modelos de seguridad y gobierno de datos

Muchas veces, la migración al Cloud provoca que las empresas revisen sus políticas y estrategias de gobierno. Además, el proveedor de Servicios en la Nube debe ofrecer políticas y estrategias acordes a las necesidades y requisitos de la empresa. Es necesario evaluar el impacto de la migración en los procesos y lo que significa para su equipo.

7. Establecer la hoja de ruta de la migración

En este paso se incluye la definición de los plazos de migración por aplicación o por función, el detalle de las responsabilidades de cada miembro del equipo y los posibles riesgos que hay que evitar.

8. Definir un plan de gestión de cambios

Un plan de gestión de cambios es necesario cuando nos planteamos una migración al Cloud. Es preciso hacer llegar a los empleados los cambios que se llevarán a cabo en los procesos, la tecnología y, lo que es más importante, cómo esos cambios afectarán a su día a día, como individuos. Prescindir de este paso es, prácticamente, una garantía de que la transformación digital no saldrá del todo bien.