Migrar una web a Webmaker

5/5 - (1 voto)

¿Por qué traer tu web a Webmaker?

Si tu web está gestionada por una empresa externa o un diseñador freelance, seguramente en algún momento te habrás encontrado con alguna de estas dificultades:

  • Que te imponen gastos de mantenimiento o facturas altas para realizar modificaciones en tu web.
  • Que los plazos que te dan para hacer cambios son excesivamente largos (incluso cuando se trata de modificaciones pequeñas: como actualizar tu teléfono o el copyright en tu web…).
  • Que, en ocasiones, cuesta que entiendan lo que quieres y debes pasar por varias propuestas hasta lograr el resultado deseado.

Con Webmaker te evitarás estos problemas ya que serás tú mismo quien tenga el control total sobre todas las decisiones de la página, de una manera muy sencilla y con el asesoramiento de los profesionales de Soporte Técnico de Arsys.

A todo esto hay que sumarle que:

  • Siempre tendrás lo último en funcionalidades para tu web y servicios adicionales, ya que, constantemente, estamos añadiendo mejoras y novedades a nuestros productos.
  • Dispondrás de servicios asociados a Webmaker, como por ejemplo correo con tu nombre de dominio para tu web. Esto te permite crear cuentas con aspecto más profesional, como juan.martin@tudominio.com
  • Tendrás la tranquilidad de no preocuparte por actualizar el software, o pensar en el plan de hosting, etc… Porque webmaker tiene incluido todo esto.
  • No tendrás que pagar por tu dominio jamás, mientras tengas el Webmaker.

¿No te parecen suficientes razones para traer tu dominio a Webmaker?

Cómo traer tu web usando el migrador

Si, actualmente, tienes una web en otro proveedor, seguramente te interese traspasar los contenidos de la misma a tu nuevo Webmaker.

Cuando entres por primera vez a Webmaker, tienes que:

  • Elegir el diseño de partida que vas a querer utilizar. Igual quieres que respete la tónica de tu  web actual o prefieres aprovechar para empezar de cero.
  • El siguiente paso es seleccionar la opción  «Importar los contenidos anteriores del sitio web«. Sólo tienes que indicar la URL donde está alojada la web actual.

  • Webmaker procederá a analizar tu web. Importará textos, páginas e imágenes.
  • Aunque es muy probable que la web resultante no esté perfecta al cien por cien, y tengas que retocar algún detalle, seguro que ahorrarás mucho tiempo y tendrás un gran punto de partida.