Soluciones de backup para Big Data

Trabajar con Big Data significa ser capaces de cumplir con unos requisitos estrictos en cuanto a capacidad de computación, espacio de almacenamiento y seguridad. Las opciones de backup para Big Data son diversas, y van desde las más elaboradas y complejas soluciones on-premise a la conveniencia de las soluciones de copia de seguridad en la Nube.

Las empresas que trabajan con Big Data saben muy bien de los requisitos necesarios para recopilar, almacenar, procesar y sacar partido a este tipo particular de datos. Las seis uves del Big Data (Volumen, Variedad, Velocidad, Veracidad, Valor y Variabilidad) definen la complejidad de este modelo de datos que, sobre todo, necesita de un esfuerzo tecnológico extra para poder extraer valor a esos datos para beneficio del negocio.

La pérdida de datos es inadmisible en cualquier entorno profesional y, cuando se trata de Big Data, no solo nos hemos de preocupar de mantener los datos seguros y de implementar un buen sistema de backup que nos permita la recuperación ante un desastre. Además, tenemos que disponer de la suficiente capacidad y potencia de procesamiento para soportar las cargas de trabajo que exige el Big Data.

Existen diversas soluciones de almacenamiento preparadas para cumplir con los requisitos de almacenamiento de Big Data. Podemos hablar de soluciones locales, soluciones basadas en la Nube y una combinación de ambas que conforman soluciones de almacenamiento híbrido.

Cada proyecto y cada organización tendrá sus propias necesidades y requisitos en cuanto a datos. Por eso, dar una solución única es imposible porque no serviría para todos los escenarios. Así que es necesario explorar las diferentes alternativas existentes y, desde la perspectiva particular de cada proyecto, elegir aquella opción que nos proporcione las mayores ventajas.

Distintas necesidades, diferentes soluciones

El almacenamiento y backup de Big Data es un problema para muchas empresas, que necesitan encontrar una solución que maximice la seguridad y que permita la recuperación de los datos a la velocidad adecuada y con la fiabilidad requerida.

Al optar por almacenamiento de datos en local, las opciones y alternativas son múltiples. Con el almacenamiento de datos local, las empresas pueden utilizar soluciones de almacenamiento a nivel de archivo con un esquema NAS, por ejemplo, el almacenamiento a gran escala o el almacenamiento hiperconvergente.

Estas soluciones tienen sus ventajas y desventajas. En cuanto a prestaciones puras y a la capacidad incremental que se puede lograr, son buenas soluciones. El problema es que el coste de dichas soluciones excede, con mucho, la capacidad económica de las pequeñas y medianas empresas que trabajan con Big Data. Son soluciones costosas.

Lo óptimo es hacer uso de servicios de backup basados en la Nube en combinación con infraestructura de respaldo, siempre que eso sea posible. Al distribuir los datos de backup entre la infraestructura local y la Nube, las empresas pueden aprovechar de manera eficiente su espacio de almacenamiento y hacer que todo el proceso de copia de seguridad sea rentable.

El coste es uno de los argumentos importantes cuando hablamos de soluciones íntegras en el Cloud. Si optamos por una solución de almacenamiento y copia de seguridad en la Nube, el presupuesto dedicado se reducirá sensiblemente en comparación son soluciones on-premise. Además de esto, cualquier aspecto adicional como la velocidad de procesamiento, medida en IOPS ( Input/Output Operations Per Second u operaciones de entrada/salida por segundo), seguridad de los datos o capacidad de almacenamiento, estará cubierto por las cada vez más completas soluciones Cloud. Como siempre, hay que recurrir al proveedor adecuado a nuestras necesidades y con la experiencia suficiente como para ofrecer un servicio sin fisuras.

Al optar por la Nube, las empresas pueden escalar prácticamente sin límites a medida que aumentan sus necesidades. Cada vez que se necesita ampliar recursos, el coste es proporcionalmente reducido en comparación con cualquier solución on-premise, con lo que se consigue el objetivo de almacenar y respaldar el Big Data sin la necesidad de realizar grandes inversiones en infraestructura, personal y mantenimiento

El almacenamiento de Big Data requiere capacidad de almacenamiento y procesamiento. En el primer caso, en términos de capacidad de almacenamiento, la Nube se ha demostrado capaz de cumplir con las expectativas más exigentes. Por otro lado, las necesidades de computación en términos de Big Data también se pueden satisfacer desde la Nube. La recomendación es que el análisis de datos se haga en la Nube para, por un lado, disponer de los recursos necesarios en cada situación, bajo demanda, y, por otro, poder contar con una infraestructura probada, segura y con la capacidad de garantizar no solo la disponibilidad de los datos, sino también una buena respuesta ante cualquier eventualidad o desastre.