Business Intelligence: Qué es y para qué sirve

El Business Intelligence (BI) es un concepto muy utilizado que se refiere a la gestión de proyectos y que influye decisivamente en la productividad empresarial. Con BI nos referimos a un conjunto de metodologías y recursos que permiten transformar datos en información y transformar información en conocimiento.

Por tanto, hablamos del camino que deben seguir los datos que obtiene una organización hasta convertirse en un conocimiento que repercuta de manera inmediata en el propio negocio. En este proceso podemos identificar tres conceptos claros: datos, información y conocimiento.

  • Los datos son la unidad mínima con la que se trabaja. Datos son desde direcciones de e-mail o teléfonos hasta registros de temperatura o huellas temporales. Los datos son inherentemente objetivos y se agregan a bases de datos de diferente naturaleza a partir de las cuales podemos recuperarlos para su posterior procesamiento.
  • A partir de ese procesamiento de los datos se puede obtener información. La información se puede definir como un conjunto de datos que se unen a partir de un contexto común determinado. Por ejemplo, cuando agrupamos un conjunto de datos relacionados en gráficas o representaciones matemáticas somos capaces de extraer información de ellos para, a partir de lo observado, poder tomar decisiones de negocio.
  • En este punto llegamos a generar el conocimiento. Esto significa que conseguimos utilizar la información generada para extraer conclusiones que proporcionen un valor añadido a la organización. Estas conclusiones se pueden extraer en base a la experiencia y el know-how o, con el tiempo, lo haremos a través de potentes algoritmos de IA.

¿Qué nos permite una solución de BI?

Una solución de Business Intelligence realiza estos procesos:

  • Observar. Una solución BI empieza con la observación. A partir del Big Data, se puede tratar y analizar gran cantidad de datos, a priori no demasiado relacionada con la estrategia final de una empresa.
  • Comprender. El segundo punto es realizar un análisis profundo de los datos obtenidos a partir de datos de referencias cruzadas, de manera que establezcamos patrones de relación, un contexto.
  • Predecir. Es preciso adelantarse a los cambios en el mercado que puedan suponer un impacto en la estrategia empresarial. Por eso, BI es capaz de predecir estos cambios para dar indicaciones fiables sobre cómo adaptarse a dichos cambios.
  • Colaborar. Cuando se conocen los resultados del análisis de los datos, la colaboración entre los equipos de trabajo es fundamental. La correcta interpretación de los datos determinará el éxito o el fracaso de las estrategias.
  • Decidir. El resultado del análisis de los datos con todas sus interpretaciones y simulaciones se pone sobre la mesa y, en función de dichos resultados, se decide la dirección de las nuevas estrategias. Es, sin duda, el paso más esperado y que más valor aporta.

Principales componentes de Business Intelligence

OLAP (On-Line Analytical Processing)

Se trata de una solución cuyo objetivo es agilizar la consulta de grandes cantidades de datos. Para llevar a cabo esa tarea, OLAP utiliza estructuras de datos multidimensionales (o Cubos OLAP) que contienen datos resumidos de grandes Bases de Datos o sistemas transaccionales.

Análisis avanzado o Gestión del Rendimiento Corporativo (CPM)

La Gestión del Rendimiento Corporativo (CPM) es el área de BI que está involucrada en la monitorización y la gestión del rendimiento de una organización, de acuerdo con KPI clave, como, por ejemplo, el ROI o los costes operativos.

BI en tiempo real

Gracias a este componente particular de BI es posible responder a las tendencias en tiempo real.

Almacenamiento de datos

Este componente se refiere al proceso de almacenamiento de datos en data warehouses, que son bases de datos que siguen un modelo de base de datos relacional. Los datos se seleccionan de diferentes fuentes, se agregan, organizan y gestionan para proporcionar información significativa sobre ellos, para futuros análisis y consultas.

Fuentes de datos

Se trata de crear fuentes de datos significativas para BI a partir de los datos sin procesar, de manera que sea posible utilizarlas para impactar positivamente en el negocio.

La utilidad del Business Intelligence

El BI o inteligencia de negocio puede contribuir a mejorar muchas áreas de la empresa. Por ejemplo:

  • Gestión de proyectos, generando un conocimiento que permita una gestión más productiva y eficaz.
  • Creación de presupuestos más eficientes, siempre y cuando exista una persona experta, capaz de extraer el conocimiento preciso.
  • Asignación mejorada de recursos.