Cuándo y cómo hacer un balanceo de carga en nuestros Servidores Cloud

Un balanceo de carga es un sistema muy utilizado cuando se tiene que atender mucho tráfico en una aplicación o sitio web. Básicamente, consiste en crear un grupo de servidores que se encarga de atender las solicitudes que recibe un servicio, como una página web, servidores de correo electrónico, un web service, etc.

Mediante el balanceo, todas las solicitudes al sistema se reparten entre diversos servidores y, con ello, se aumenta la cantidad de usuarios concurrentes que un proyecto puede atender. En este artículo, te explicaremos cómo configurar el balanceo de carga en los Servidores Cloud de Arsys.

El grupo de los distintos servidores configurados para atender las peticiones se denomina cluster y para distribuir la carga entre ellos una máquina debe actuar como balanceador. Éste además es capaz de evaluar la carga y tiempos de respuesta de los servidores, para saber a quienes dirigir el tráfico entrante con la ayuda de una serie de reglas.

Cuándo implementar un balanceo de carga

Debido a las características de los servidores y del software que responde a las solicitudes de los clientes, solamente es posible atender a un número limitado de usuarios al mismo tiempo. En algunas circunstancias, aumentar la potencia de la máquina puede incrementar el número de solicitudes concurrentes que el servidor es capaz de atender, pero seguimos teniendo el limitante del software de servidor: Apache, IIS, MySQL o el que corresponda.

Ante sistemas de alta demanda, la regla divide y vencerás funciona muy bien y mediante el balanceador podemos configurar diversos servidores menores que son capaces de funcionar en conjunto mejor que un servidor individual muy potente. Con el balanceo, podemos incorporar más o menos máquinas al cluster y, gracias a ello, tener capacidad de escalar una aplicación hasta cualquier nivel de uso.

Otra de las ventajas es la capacidad de hacer cambios a una arquitectura, sin necesidad de hacer cambios de IP, introduciendo y retirando del sistema máquinas que pueden tener diversas configuraciones o versiones de software distintas.

Por tanto, para aplicaciones web pesadas o para sitios web que van a recibir un alto volumen de tráfico, merece la pena contar con un sistema de balanceo de carga. Unido a la economía y versatilidad de los Servidores  Cloud, creamos un escenario ideal para el despliegue de todo tipo de aplicaciones.

Cómo configurar el balanceo

Mientras que configurar a mano un sistema de balanceo de carga sería una tarea compleja y que requeriría altos conocimientos técnicos, por medio de Cloudbuilder Next seremos capaces de hacerlo en pocos minutos, con sencillos formularios que sólo requerirán de nosotros conocer una serie de conceptos elementales.

En el Panel de Control de nuestros Servidores Cloud, accedemos a la sección Red, donde tenemos que ir al apartado Balanceador de Carga. Allí pulsamos el botón Crear. Con ello veremos un formulario donde configuraremos los datos generales del balanceador.

Introducimos el nombre del balanceador y luego los protocolos y puertos que va a atender. Desde Insertar valores estándar podemos seleccionar distintos servicios de Internet y los puertos que se les suelen asignar.

En Dirección IP permitida podemos colocar la dirección desde donde se permite acceder al balanceador. Lo más común es dejarlo  vacío, para que atienda a solicitudes de cualquier dirección IP.

crearbalanc

En la parte de Configuración avanzada definimos reglas adicionales de configuración del balanceador. Podemos definir el comportamiento del balanceador para averiguar la salud de los servidores del cluster, indicando en Intervalo el número de segundos que pasarán entre las comprobaciones de salud.

La opción Persistencia nos permite configurar que, ante sucesivas conexiones de un cliente desde un mismo ordenador, se le atienda siempre desde el mismo servidor del cluster.

El tipo de balanceo nos permite especificar cómo se va a realizar la distribución de la carga. Round Robin crea una distribución uniforme mientras que Menos conexiones dirigirá la solicitud a aquel servidor que en ese momento esté atendiendo a menos clientes.

confavan

Pulsamos sobre el botón Crear e inmediatamente se creará nuestro balanceador.

Ahora nos queda un último paso: asignar servidores al cluster. Desde el balanceador, a través del botón Asignar, seleccionamos aquellas máquinas virtuales que queremos introducir en el cluster.

asignarbal

En el listado de balanceadores creados encontraremos la IP asignada a este, que podemos usar para crear zonas DNS que apunten al balanceador y así poder acceder a sus servicios por medio de un nombre de dominio.

listadobal