Google fonts

¿Qué es Google Fonts y cómo usarlo en mi página web?

Cuando desarrollamos un proyecto web, una de las decisiones que hemos de tomar es la de la tipografía que vamos a utilizar en cada una de sus diferentes partes o secciones. Esto es importante, porque la fuente que utilicemos para los textos determinará, en buena medida, la usabilidad de la aplicación o de la web.

La tipografía que elijamos va a tener una gran importancia para transmitir ideas, información y valores. Con la tipografía podemos definir la identidad corporativa de la empresa, reforzando el mensaje que queremos transmitir. Google Fonts es uno de los recursos más interesantes en cuestiones de tipografía.

¿Qué es Google Fonts?

Google Fonts es un directorio interactivo en el que puedes encontrar 923 familias de fuentes tipográficas de uso libre y completamente gratuito. Estas fuentes pueden ser utilizadas en cualquier proyecto web, desde una página hasta aplicaciones móviles, o en cualquier diseño que necesitemos (folletos, cartelería, presentaciones…). Se trata de un catálogo de fuentes open source de gran calidad. Puedes utilizar un buscador que dispone de muchas opciones para encontrar la fuente que más se ajuste a la idea que quieras transmitir, a los valores de la empresa…

Estas fuentes las podemos encontrar ya instaladas en plataformas muy conocidas como Shopify o Canva. De esta manera se simplifica el diseño para cualquier usuario, independientemente de sus habilidades. Además, es posible descargar las fuentes web a un almacenamiento local para uso personal, y para incluirlas en nuestros proyectos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar Google Fonts?

Ventajas de Google Fonts

  • Variedad y versatilidad. Una de las mayores fortalezas de Google Fonts es su impresionante variedad y versatilidad. Con una extensa biblioteca de fuentes que abarca desde estilos clásicos y atemporales hasta opciones más modernas y vanguardistas, tienes la libertad de elegir la fuente que mejor se adapte al tono y estilo de tu proyecto. Esta diversidad te permite personalizar la experiencia del usuario de manera única, destacando la identidad de tu marca o proyecto de una manera más efectiva.
  • Optimización de rendimiento. La optimización del rendimiento web es otra ventaja significativa. Google Fonts utiliza servidores distribuidos, lo que implica que las fuentes se cargarán desde el servidor más cercano al usuario, mejorando la velocidad de carga de tu página. Este enfoque no solo beneficia la experiencia del usuario al proporcionar tiempos de carga más rápidos, sino que también puede tener un impacto positivo en el posicionamiento SEO de tu sitio dentro de los motores de búsqueda, ya que la velocidad de carga es un factor clave.
  • Acceso gratuito y fácil implementación. La accesibilidad es clave cuando se trata de recursos para diseñadores y desarrolladores, y Google Fonts destaca en este aspecto al ofrecer acceso gratuito a su biblioteca. Además, la implementación es sorprendentemente sencilla. Con solo copiar y pegar el código proporcionado en tu hoja de estilo (CSS), puedes incorporar fácilmente las fuentes seleccionadas en tu proyecto sin tener que preocuparte por licencias de pago o procesos tediosos.

Desventajas de Google Fonts

  • Depende de la conexión a Internet. Una de las principales desventajas es la dependencia de una conexión a Internet para cargar las fuentes. Si el servidor experimenta problemas o si el usuario está sin conexión, la tipografía de tu proyecto podría no mostrarse como se esperaba. Sin embargo, esta desventaja se ha moderado en gran medida gracias a la popularidad y confiabilidad de los servidores de Google.
  • Limitaciones en personalización avanzada. Aunque la biblioteca es extensa, es posible que algunos diseñadores encuentren limitaciones si buscan una personalización más avanzada. Si buscas fuentes altamente personalizables o necesitas ajustes precisos, es posible que encuentres restricciones en comparación con otras soluciones más especializadas.
  • Posible incumplimiento del RGPD. Es importante destacar que, al utilizar Google Fonts, se envían solicitudes al servidor de Google, lo que podría tener consecuencias para la privacidad del usuario. Algunos usuarios son sensibles a la recopilación de datos y, aunque no se recopila información personal identificable, es crucial estar al tanto de estas consideraciones éticas y brindar transparencia a los visitantes de tu sitio.

¿Cómo funciona el catálogo de Google Fonts?

1. Explorar la biblioteca de Google Fonts

El catálogo tiene una gran cantidad de opciones tipográficas, por lo que navegar por él puede ser una aventura para cualquier diseñador o desarrollador. Para comenzar tu búsqueda, dirígete al sitio web (fonts.google.com).

La interfaz de usuario proporciona diversas herramientas para facilitar tu búsqueda entre las diferentes fuentes. Puedes filtrar las fuentes por categoría, como serif o sans-serif, lo que te ayuda a refinar tu selección según el estilo que estés buscando. Además, la opción de previsualización te permite ver cómo se verá el texto con cada fuente, lo que facilitará tu decisión.

2. Cómo elegir una fuente de Google Fonts

Cómo elijo fuente para mi proyectoExisten diferentes criterios para elegir la mejor fuente posible para un proyecto. Al final de todo, estos criterios se cotejarán con nuestro gusto personal, pero no debemos quitar importancia a estos aspectos que os comentamos a continuación:

  • Si estás desarrollando un proyecto en el que habrá mucho texto, lo mejor es que la fuente sea lo más legible posible. Piensa en un libro, por ejemplo. En esos casos, las fuentes que tienen «serifa» son las más recomendables, pues las letras estarán en cierta medida más unidas. Las serifas son detalles en los extremos o los bordes de las letras.
  • ¿Para qué la vamos a utilizar? Se puede utilizar una fuente manuscrita para documentos o secciones informales; una fuente formal y tradicional para un currículum, etcétera. Elegiremos siempre una fuente que sea apropiada para el diseño, el contexto y el sector para el que se utilice.
  • Combinaciones de fuentes. Si vamos a utilizar más de una fuente, lo mejor es analizar y elegir aquellas que combinen bien.
  • Utiliza fuentes populares. La mayoría de los diseñadores suelen recurrir al mismo número reducido de fuentes que funcionan bien para la mayoría de los diseños. Por tanto, está bien utilizar las mismas fuentes de Google con frecuencia porque, si funciona, ¿por qué cambiar?
  • Sigue tu instinto. Al final de todo, si te gusta la fuente y cómo queda en el diseño, esa será la más indicada.

3. Seleccionar la fuente

Una vez que hayas explorado y encontrado una fuente que te guste, seleccionarla es tan simple como hacer clic en ella. Este paso te llevará a una página dedicada a esa fuente en particular, donde encontrarás más detalles sobre ella, como sus variantes disponibles (normal, negrita, cursiva, etc.) y la cantidad de estilos que ofrece.

Un aspecto destacado es la capacidad de personalización, ya que puedes ajustar el texto de muestra para ver cómo se verá en tu propio proyecto y experimentar con diferentes tamaños y estilos.

4. Cómo descargar e implementar Google Fonts

Este es un pequeño tutorial muy sencillo para incorporar Google Fonts a un proyecto después de encontrar la tipografía perfecta.

  • Descarga la tipografía. Una vez elegida solo hace falta hacer clic sobre ella para acceder a información y opciones adicionales. Hecho esto pinchamos en el botón de «Download family».
  • Selecciona el método para incrustar la tipografía en la web. Podremos seleccionar entre dos métodos para incrustar la tipografía en nuestra web: el método HTML estándar y el método @import de CSS.
  • Copia y pega el código que aparece según la selección del punto anterior y lo pegamos en la etiqueta <head> de nuestro archivo html.
  • En caso de utilizar la opción CSS, tan solo hemos de llamar a la fuente. En caso de utilizar la fuente Roboto, la línea de CSS sería «font-family: ‘Roboto’, sans-serif;»

Conclusiones sobre Google Fonts

Al considerar su utilización tras crear una página web, recuerda que la elección de fuentes no es sólo un aspecto estético, sino también una oportunidad para mejorar la experiencia del usuario y la legibilidad de tu contenido. Gracias a su extenso catálogo y facilidad de implementación, Google Fonts se convierte en una herramienta esencial para personalizar aún más tu sitio web.

Además, si estás pensando en llevar tu proyecto a un nivel aún más profesional, recuerda la importancia de contar con un dominio propio y un hosting web confiable. Un dominio personalizado te brinda una identidad única, mientras que un hosting sólido asegura una experiencia de usuario fluida.

La copia de seguridad que necesitas para tus dispositivos, tus proyectos y tus datos
Accede a tus archivos desde cualquier dispositivo y lugar de forma segura
pack
10 GB
Gratis
Consigue tu backup ahora