Cómo gestiona HTML los caracteres especiales


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Si hace unos días explicábamos cómo gestiona HTML los colores, seguimos profundizando en los básicos del HTML con una de las consultas más repetidas cuando estamos empezando a realizar páginas web: los caracteres especiales, como las vocales acentuadas o los símbolos matemáticos. Éstos no son más que unos códigos propios del lenguaje HTML y, que entendidos por los navegadores, sirven para interpretar ciertos símbolos.

Para entender lo que son exactamente, vamos a fijarnos en el carácter especial ó (minúscula y acentuada), que en HTML se expresa ó. De de modo que, para escribir en HTML la palabra camión tendríamos que hacerlo  así: camión.

El porqué de la existencia de los caracteres especiales lo encontramos en dos motivos. Por un lado, cada país e idioma dispone de diferentes conjuntos de caracteres, y nosotros queremos que nuestra página web se vea bien en todos los ordenadores, independientemente del juego de caracteres local. Por otro lado, en determinadas etiquetas de HTML se utilizan algunos caracteres especiales, como por ejemplo el >  o < que cierran y abren las etiquetas, por lo que, sin ellos, podría haber errores en los textos.

Hoy en día, gracias al uso de la codificación en UTF-8, podríamos representar cualquiera de los símbolos locales sin necesidad de escribirlos de forma especial, así que podríamos decir, sobre todo, que la existencia de caracteres especiales es una necesidad propia de la codificación del HTML.

Los caracteres especiales básicos

Los caracteres especiales básicos que usamos en HTML para no confundirnos con la etiqueta son los siguientes:

Caracteres especiales del HTML 2.0

Estos son los caracteres especiales para HTML 2.0, pero si respetamos las recomendaciones de HTML 5 no es necesario utilizarlos, ya que muchos de ellos están disponibles en UTF-8.

Caracteres especiales del HTML 3.2

Otros caracteres especiales


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *