Analítica Web… O por qué pasa esto en mi página (3 de 7)

Una vez realizada la configuración inicial de Google Analytics , la aplicación comenzará a recopilar datos de nuestro site. Esta información resulta imprescidible para optimizar los resultados de la página… Pero antes, tendremos que definir sus objetivos.

 Cómo recopilar los datos de nuestra web

A las pocas horas de que hayamos configurado el código de rastreo o seguimiento (tracking), nuestra cuenta de Analytics comenzará a ofrecer los primeros resultados. Estaremos listos para empezar la carrera de la optimización.

Definición de objetivos

La primera etapa del proceso de optimización consiste en definir, claramente, cuál es el cometido principal del sitio. Si no sabemos para qué queremos nuestra web, no podremos proponer acciones que nos lleven a conseguir el cometido.

En general, lo que querremos es mejorar la rentabilidad de nuestro blog: hacernos ingresar más dinero.

¿Y cómo ganamos más dinero con nuestro blog?  Es decir, ¿cómo sería un estado en el que nos atreveríamos a decir “mi blog está funcionando como yo quiero”?

¿Qué estarían haciendo los usuarios? ¿Por dónde navegarían? ¿Cómo lo hacen? ¿Cuánto tiempo emplean en mi web?

Las respuestas a cada una de estas preguntas, son las que nos ayudarán a definir los objetivos de nuestro blog o página web.

Lo entenderemos mejor con un ejemplo. Supongamos que mantenemos un blog que versa sobre una temática que nos apasiona, por ejemplo la programación web. Este blog nos genera ingresos por dos vías:

  • Publicidad en nuestra página web. Con programas como Google AdSense o negociación particular con fabricantes de software, que nos pagan para reservar un espacio publicitario en el que enseñar sus productos.
  • Oportunidades profesionales, que surgen como consecuencia de los contenidos que escribimos en el blog y que interesan a potenciales clientes.
    • Pequeños trabajos como freelance, que llegan a través de un formulario de contacto que tenemos en la web
    • Ofertas de alguna publicación para que escribamos un artículo en una revista, que también llegarían a través del formulario
    • Ofertas de empleo que llegan a través de una red profesional como, por ejemplo, LinkedIn.